¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Reportaje:PUNTO DE FUGA

Soldados sin control

El sargento Robert Bales escribió el pasado 11 de marzo en Afganistán uno de los capítulos más sangrientos en la historia negra de la OTAN con la matanza a sangre fria de 17 civiles

El autor del asesinato de 16 civiles afganos, entre ellos nueve niños, en un poblado de la provincia de Kandahar, fue llevado días después a una base militar de Kansas

Entre las víctimas de Bales hay nueve niños y varias mujeres de los que se sabe sus nombres y poco más. Bales será juzgado en Estados Unidos gracias a la inmunidad de la que gozan los soldados en esta misión. Su caso vuelve a poner en entredicho los controles médicos del ejército norteamericano.

Robert Bales sintió la llamada del ejército después del 11-S y su trayectoria dentro ha sido intensa: cuatro misiones en primera línea de fuego en diez años, tres en Irak y una en Afganistán. El sargento aceptó este último destino a regañadientes después de que le denegaran un ascenso y obligado por los problemas económicos que asfixiaban a su familia. Sus mandos estimaron que estaba en plenas facultades a pesar de sufrir el "PTSD", las siglas en inglés del síndrome del estrés postraumático. Los hechos evidencian que quizás se equivocaron.

La realidad es que a Bales se le cruzó el cable la madrugada del pasado 11 de marzo, se armó hasta los dientes y asaltó varias casas cercanas a la base norteamericana de Kandahar. El sargento responderá ante la Justicia de su país porque goza de inmunidad al igual que el resto de militares de esa misión. Por el momento, se enfrenta a los cargos por 17 asesinatos con premeditación, acusación suficiente para reclamar la pena de muerte, según la legislación estadounidense. Sin embargo, los juristas ya dicen en la prensa norteamericana que el proceso será largo, entre otras cosas porque no hay pruebas forenses que demuestren los crímenes. Afganistán no tiene equipos "CSI" que recojan esas muestras.

Mientras, poco o nada se sabe de las víctimas. Sólo sus nombres gracias a Qais Azimi, un productor de Al Jazeera. Que conste, al menos... "Punto de Fuga" reconstruye con la ayuda del equipo de producción de la Cadena SER la noche de la matanza, consultamos a un médico militar sobre el síndrome del estrés postraumático y a un jurista sobre el proceso contra Bales.

Cargando