Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

cerrar

Obligadas a prostituirse a cambio de un bocadillo

La policíal de Alicante ha detenido a seis personas, con lo que ha desarticulado una banda que explotaba sexualmente a mujeres de países del Este, principalmente de Rumanía

Los supuestos proxenetas reclutaban a las mujeres en Rumanía nada más cumplir éstas la mayoría de edad, a las que prometían mediante engaños un digno trabajo en España, para lo cual se aprovechaban de las penurias económicas en las que se encontraban ellas y sus familias, y se valían de los casos de lazos de amistad, vecindad o, incluso, vínculos familiares.

La organización, afincada en la comarca alicantina de la Vega Baja y con conexiones en varias provincias españolas, actuaba en España desde 2008, según han informado fuentes de la Comisaría Provincial en un comunicado.

En la operación han sido detenidas seis personas de nacionalidad rumana -tres hombres y tres mujeres-, con una estructura organizada y un específico reparto de tareas.

Los supuestos proxenetas reclutaban a las mujeres en Rumanía nada más cumplir éstas la mayoría de edad, a las que prometían mediante engaños un digno trabajo en España, para lo cual se aprovechaban de las penurias económicas en las que se encontraban ellas y sus familias, y se valían de los casos de lazos de amistad, vecindad o, incluso, vínculos familiares.

Una vez en España, les retiraban toda la documentación y las obligaban a prostituirse durante dieciséis horas diarias o más -"generalmente, desde las seis de la mañana hasta la una de la madrugada del día siguiente", han indicado fuentes próximas a la investigación- en clubes o en la vía pública.

Todo el dinero obtenido por los "servicios sexuales" de las mujeres era recaudado por la organización, dándoles sólo cinco euros diarios para comida.

Además, eran supuestamente amenazadas y agredidas física y sexualmente por los miembros de la banda para ejercer una mayor presión sobre ellas y lograr de esa forma mayores beneficios económicos.

Entre los arrestados está el supuesto principal responsable de la banda -se encontraba cumpliendo una condena en la prisión de Villena (Alicante) cuando se llevó a cabo la operación policial, según fuentes próximas al caso-, dos de sus lugartenientes y tres prostitutas.

Estas tres mujeres, además de ser explotadas sexualmente, desempeñaban funciones de vigilancia y control sobre otras compañeras. La investigación ha sido llevada a cabo por la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación-UCRIF de Alicante.