Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

España

NACIONAL | CASO DE LOS NIÑOS ROBADOS

Sor María se declara inocente en una carta y dice que le "repugna" el robo de bebés

La religiosa asegura que "jamás ha tenido conocimiento de la separación de un recién nacido de su madre biológica, realizada bajo coacciones y amenazas". En su declaración ante el juez como imputada se ha acogidoa su derecho a no declarar. El magistrado Adolfo Carretero mantiene de momento su imputación.

Sor María se niega a declarar. La monja María Gómez de Valbuena ha acudido esta mañana a su citación ante el juez que investiga el caso de una niña robada en Madrid en la clínica Santa Cristina en marzo de 1982. La religiosa se ha negado a declarar. A sor María se le imputan delitos de detención ilegal y falsedad en documento público. A su salida del juzgado, acompañada por una compañera de congregación y su abogado, le esperaban algunos afectados que la han increpado e insultado. La religiosa ha requerido de protección policial para meterse en el vehículo en el que se ha alejado de la sede judicial. / ATLAS ESPAÑA

María Gómez Valbuena, sor María, que se ha acogido a su derecho a no declarar ante el juez de Madrid que investiga la causa de los "niños robados", ha asegurado que son completamente falsos los hechos que se le imputan y que le "repugna" la separación bajo amenazas de un recién nacido de su madre.

La monja ha expresado en una carta abierta a la opinión pública sus disculpas si no ha sabido "atender correctamente" a los medios de comunicación, tras comparecer hoy ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, que ha mantenido su imputación por los delitos de detención ilegal y falsedad en documento público. "Me repugna en lo más hondo de mi ser, considero inadmisible e injustificable en ninguna circunstancia y jamás he tenido conocimiento de la separación de un recién nacido de su madre biológica, realizada bajo coacciones y amenazas", señala la religiosa en la carta.

Tras explicar que ha dedicado toda su "larga vida" a ayudar a los más necesitados de manera desinteresada y en cumplimiento de sus profundas convicciones religiosas, la monja, que recuerda que acaba de cumplir 87 años, traslada su agradecimiento "de corazón" a todas las personas e instituciones que la han apoyado con muestras de afecto, respeto y consideración. Por último, María Gómez Valbuena, a la que María Luisa Torres acusa de haberle arrebatado a su hija recién nacida en la clínica Santa Cristina de Madrid en 1982, indica en la misiva que espera que la situación por la que está pasando "se resuelva a la mayor brevedad".

De momento, el juez Adolfo Carretero ha citado mañana a declarar como testigos a los padres adoptivos de esa supuesta "niña robada" y tiene previsto practicar nuevas diligencias. Por su parte, el abogado de sor María intentó que el magistrado archivara el caso por prescripción del delito, pero Carretero desestimó su petición y ahora ha recurrido en apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid. Así, fuentes de la defensa de la religiosa esperan la resolución del recurso y dado que los hechos denunciados datan de hace 30 años y que sor María, que acaba de cumplir 87 años, asegura que no recuerda nada de lo sucedido entonces, se ha considerado que la mejor opción era ejercer el derecho a no declarar.

"Si no lo paga aquí, sé que lo va a pagar arriba".