¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El feto contará como miembro familiar para solicitar ayudas de la Xunta

La medida ha sido anunciada este jueves en el Parlamento por la secretaria xeral de Igualdade de la Xunta y parte de una iniciativa legislativa del PP impulsada por la asociación antiabortista Red Madre

El feto será un miembro más de la familia en Galicia. Las mujeres embarazadas podrán contar a sus hijos concebidos pero aún no nacidos como miembros de la unidad familiar a la hora de pedir ayudas en Galicia para el acceso a la vivienda. Lo ha anunciado Susana López Abella, secretaria xeral de Igualdade de la Xunta, esta mañana en el Parlamento.

Según la Xunta, se trata de "valorar la vida en formación como un miembro más" de la familia a efectos de las ayudas previstas en la normativa autonómica de vivienda.

"Garantizar el derecho a la maternidad"

Esta medida forma parte del Plan integral de apoyo a la mujer embarazada 2012-2014, aprobado por el Consello de la Xunta el pasado mes de enero y que tiene como objetivo "poner a disposición de las gestantes un abanico de recursos sociales, sanitarios y educativos que garanticen el derecho a la maternidad", según ha dicho López Abella.

Además, las mujeres que hayan dejado su trabajo por no poder compaginar la vida familiar tendrán prioridad para acceder a ayudas para el fomento de la empleabilidad. La Xunta defiende que el plan se caracteriza por "dar prioridad a las gestante en las ayudas de carácter social", y prestar atención específica a los colectivos más desfavorecidos o con mayores dificultades "para llevar el embarazo a buen término".

En colaboración con Red Madre

La medida anunciada hoy parte de una iniciativa legislativa popular de la asociación antiabortista Red Madre, vinculada al Foro de la Familia, y desarrolla la ley de Familia del gobierno gallego, que salió adelante con los únicos votos del PP en el Parlamento autonómico en 2010 a instancias de la Red Madre. La colaboración de la Xunta con asociaciones antiabortistas se ha intensificado en los últimos años. Desde la llegada de Alberto Núñez Feijoo al poder, la Xunta incrementa cada año las partidas que destina a asociaciones vinculadas al Opus Dei, como betania de Jesús Nazareno, la congregación siervas de la pasión, que reciben 34.000 euros cada una, o la Red Madre, que también ha recibido ayudas del fondo correspondiente a las asociaciones que trabajan en la lucha contra la violencia de género.

Cargando