Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Rouco apela al espíritu de sacrificio para afrontar "las reformas necesarias"

Los obispos alertan contra "la cultura del endeudamiento", la codicia y la búsqueda irresponsable del enriquecimiento ilícito

El presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, durante su discurso inaugural de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española / EFE

Reunidos en Asamblea Plenaria, los obispos españoles ofrecen fe y caridad como recetas para afrontar la crisis. El cardenal Rouco ha reclamado cooperación y concordia a los agentes sociales y políticos para acometer las reformas necesarias

Fe, caridad y sacrificio. Son las recetas de los obispos para salir de la crisis, aunque en el análisis no han incluido ningún gesto algo más mundano, como el que les reclaman insistentemente algunos colectivos sociales y políticos para que, por ejemplo, renuncien a algunas de las exenciones fiscales de las que disfruta la Iglesia católica en España.

Dicen los obispos que no es su misión entrar en el análisis ni en las soluciones económicas y políticas de la crisis pero reivindican su "deber de ayudar al análisis cultural y moral necesario para llegar al fondo de las causas de la situación dificilísima que vivimos".

A ese análisis ha dedicado buena parte de su discurso el cardenal Rouco Varela que ha señalado que "es necesario apartarse de la codicia, que da alas a la ilusoria identificación de la felicidad con la mera acumulación de bienes, a la búsqueda irresponsable del enriquecimiento rápido, así como a la cultura del endeudamiento exagerado que amenaza el presente y lastra a las generaciones jóvenes".

Espíritu de sacrificio

Además, el cardenal considera necesario, ante la crisis, crear "un verdadero espíritu de cooperación y de concordia" entre los actores políticos y sociales para "afrontar con altura de miras, valentía y espíritu de sacrificio las reformas necesarias, salvaguardando la justicia y la protección de los más débiles".

A su juicio, si no se sigue el camino de la caridad no será posible una buena solución de la crisis ni introducir "los cambios necesarios en el estilo de vida y en las costumbres sociales y políticas que han conducido a la crisis y que seguirán amenazantes aun cuando hayan sido solucionados los problemas más graves, Dios quiera que pronto".

Rouco Varela ha vuelto a insistir en la necesidad de redoblar la colaboración con Cáritas para ayudar a quienes más están sufriendo el impacto de la crisis, al tiempo que ha apelado a una nueva evangelización que asegure el "duradero buen orden de la vida personal y social", porque "sin fe no puede haber verdadera caridad".

Los obispos españoles permanecerán reunidos en Asamblea Plenaria hasta el próximo viernes. El cónclave finalizará con la habitual rueda de prensa que ofrecerá el portavoz del episcopado Juan Antonio Martínez Camino

Rouco Varela: "Fuera del camino de la fe y la caridad es imposible confiar en la sociedad".