Rolex Submariner: el lujo que no pasa de moda

Se lo has visto puesto a James Bond, a Steve McQueen e incluso a Che Gevara.

Rolex Submariner /

En el mundo del estilo existen marcas que trascienden clases y modas, y una de ellas es, sin duda, Rolex, el sinónimo de la relojería de lujo por excelencia.

Desde su nacimiento en 1905, esta firma suiza ha diseñado multitud de modelos con vocación de eternidad, aunque entre todos ello hay uno que destaca por encima de todos los demás, el Submariner, el primer reloj waterproof de la historia que hoy, casi 60 años después de su creación, sigue siendo uno de los más apreciados.

Y es que lo que empezó como un modelo exclusivo para amantes del submarinismo, poco a poco se convirtió en un 'must' para el hombre que buscaba reducir a un objeto todo aquello que representa al éxito, al buen gusto y a la vida acomodada.

Desde los primeros modelos herméticos fabricados en 1953, pensados para aguantar inmersiones en profundidades de hasta 100 metros, hasta hoy, capaces de resistir hasta los 300 metros, el 'Sub', como se le conoce cariñosamente, ha sufrido 11 modificaciones esenciales para convertirlo en un reloj para el día a día sin por ello traicionar su espíritu deportivo original.

Por ejemplo, en su última conversión incorporó, además de un ligero rediseño de la caja, materiales como el Cerachrom (una cerámica prácticamente imposible de rayar), el cierre de seguridad de última generación Oysterlock y el sistema de correa Glidelock, que permite ajustar la longitud de la misma sin necesidad de utilizar herramientas especiales.

Es evidente que hablando de Rolex el precio no es el de un reloj cualquiera, pero teniendo en cuenta que hablamos no de un capricho, sino de toda una inversión (los modelos vintage están muy cotizados), la percepción cambia. Tus herederos te agradecerán el esfuerzo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?