Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

El cocinero Ferran Adrià tendrá que ir a juicio

Ha prosperado la demanda de los hijos del que fuera el mecenas del Bulli, que acusan a Adrià y a su socio de aprovecharse de la enfermedad mental que sufre el hombre para comprarle las acciones del restaurante a un precio inferior

Fuentes judiciales han confirmado a la SER que el juicio contra Ferran Adrià y su socio, Juli Soler, se celebrarán el próximo 29, 30 y 31 de octubre, si un acuerdo entre las partes no lo impide. Entre las pruebas que los demandantes han pedido que se practiquen está la comparecencia del cocinero y del socio, que tendrán que declarar

La demanda de los hijos del que fuera el mecenas de El Bulli, Miquel Horta, arranca del 2005 cuándo el hombre vendió a Adrià y Soler las acciones que tenía del restaurante. Horta fue la persona clave para que El Bulli adquiriera su prestigio internacional porqué fue él quien financió la ampliación de la cocina del restaurante para que arrancara el vuelo, en 1994. A cambio recibió un paquete con el 20% del negocio que 11 años más tarde vendió a Adrià y su socio a un precio muy por debajo del real, según la familia del mecenas.

Los demandantes sospechan que los dos propietarios del Bulli se habrían aprovechado de la enfermedad mental que sufría Horta y añaden que durante los años en que su padre fue socio del restaurante también le ocultaron los ingresos extras que le daban al Bulli otras actividades paralelas, para ahorrarse pagarle la parte correspondiente de los beneficios.

La primera respuesta se hizo en forma de demanda en un juzgado mercantil y el proceso acabó derivando en el juzgado de Primera Instancia número 2 de Barcelona, que pidió una auditoria y los números del Bulli y que ha celebrado varias vistas con ambas partes, hasta ahora que la juez ha acabado por señalar la fecha del juicio. Adrià y Soler tendrán que sentarse en el banquillo de los acusados, aunque hasta noviembre las partes podrían llegar a un acuerdo económico de conformidad que evitara el juicio.

Esta redacción se ha puesto en contacto con Ferran Adrià, que ha preferido no hacer ningún tipo de valoración. Ha precisado que más adelante y cuando sea el momento ya hablará sobre el asunto. También nos hemos puesto en contacto con Juli Soler, muy dolido por el asunto, que ha declinado hacer ningún comentario.