Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Internacional

"¿Por qué me va a dar pena que un inmigrante no pueda comer?"

Visitamos la sede 'Amanecer Dorado', el partido neonazi que ha logrado más de 20 escaños

"Temednos, que ya llegamos", amenaza el líder del partido neonazi griego Amanecer Dorado / REUTERS

Están en boca de todos. En tiempos de crisis y con una sociedad que se siente muy castigada por "los de fuera" el discurso contra la inmigración de Amanecer Dorado ha calado en la sociedad griega.

Sus oficinas centrales están en un barrio popular de Atenas. No cuesta encontrarlas porque nada más salir del metro se distingue un grupo de voluntarios completamente vestidos de negro y aspectos de guardaespaldas. Una vez arriba, nos recibe Urania Mijaloliakos, hija del líder y portavoz del partido.

Le preguntamos por el principal problema de Grecia y nos responde que la economía; pero enseguida salen los inmigrantes: "Los políticos han cometido grandes errores: dejaron entrar a los inmigrantes ilegales en el país y ahí empezó a caer la economía. Ahora los griegos ya no tienen trabajo, la tasa de paro es enorme".

Le preguntamos por eso de hacer campaña repartiendo comida a los jubilados y nos responde que lo hacían antes porque sienten que la gente lo necesita: pero también salen los inmigrantes: "¿Por qué me va a dar pena que un inmigrante no pueda comer, si a lo mejor la abuela de un amigo mío no tiene para comer?". Y le preguntamos, claro, por los inmigrantes; entonces sale esa propuesta de poner minas en las fronteras: "No para matar a la gente, sino para que les de miedo venir. Si saben que les puede pasar algo, no querrán venir".

Urania niega la posibilidad de que se les considere neonazis, simplemente porque no son alemanes, son "sólo nacionalistas griegas". Se confiesa una enamorada de España; cita a Primo de Rivera y "la historia de Alcatraz (refiriéndose al Alcázar de Toledo), que siempre me hace llorar cuando la leo"; y nos enseña el escudo de España que lleva en el llavero.

Antes de marcharnos preguntamos por qué van todos de negro. Nos dice que allí no hay código de vestimenta, que los del portal van de negro simplemente porque les gusta. Aunque después añade que sí se ponen de acuerdo en ir de negro durante las manifestaciones, para identificarse, y se coloca una camiseta negra cuando le pedimos que pose para una fotografía.

En la despedida, concluye: "Tenemos una ideología y por eso nos temen. No estamos aquí para robar a nadie, y seguiremos luchando por las cosas en las que creemos". Ahora, además, lo harán desde el parlamento griego, con más de 20 diputados.

Urania Mijaloliakos: 'Tenemos una ideología y por eso, nos temen''.