¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Mato garantiza la atención de los inmigrantes enfermos "sin papeles" pero seguirán sin tarjeta

Sanidad empieza a matizar el decreto de la reforma sanitaria. La ministra Mato asegura que los inmigrantes irregulares con Sida o cáncer tendrán cobertura sanitaria mediante convenios que firmen las Autonomías con las ONG

Ante la alarma social y de profesionales sanitarios generada por la medida de excluir de la asistencia sanitaria a los inmigrantes irregulares, la ministra Mato empieza a hablar de excepciones. En declaraciones a RNE ha dicho que las personas con VIH o con cáncer podrán recibir asistencia en atención primaria. Fuentes del Sanidad aclaran a la Cadena Ser que recibirán sus tratamientos pero no tendrán tarjeta sanitaria.

Los inmigrantes en situación irregular que padezcan alguna enfermedad como Sida o cáncer podrán recibir asistencia sanitaria en atención primaria. Se hará mediante convenios que firmen las comunidades autónomas con las asociaciones que atienden a estos colectivos. Así lo ha garantizado esta mañana la ministra Ana Mato en una entrevista en RNE. La ministra señala que esta fórmula esta prevista en el marco del desarrollo reglamentario del decreto que reforma la sanidad.

Fuentes del Ministerio de Sanidad señalan a la Cadena Ser que esta atención estará garantizada para todos los inmigrantes sin papeles con enfermedades graves. Dicen que seguirán recibiendo sus tratamientos pero Sanidad aclara que no tendrán derecho a la tarjeta sanitaria. La perderán el uno de septiembre tal y como establece el decreto.

La ministra insiste en que a pesar de la negación de la tarjeta a los inmigrantes, la asistencia sanitaria "está asegurada para todos" y ha repetido que esta medida se toma para evitar los "abusos y excesos" que hacen algunos extranjeros de nuestro sistema.

Ana Mato asegura que la Ley General de Sanidad sigue vigente "al cien por cien". Sobre la reforma sanitaria, afirma que "no hay cambio de modelo" porque la sanidad en España sigue siendo "universal, gratuita, pública y de calidad". Y añade que con las medidas de ajuste "hay que hacerla mas eficiente y conseguir poder pagarla".

La titular de Sanidad ha descartado el copago por consulta y ha rechazado la privatización del sistema. Su apuesta es la colaboración entre lo público y lo privado porque "no importa quien gestione si la asistencia es gratuita y de calidad

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?