Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Un juez admite investigar los comentarios homófobos del obispo de Alcalá

El juez ha pedido a Televisión Española el vídeo de esta homilía y ha comunicado que acepta la investigación al fiscal y a la asociación Preminencia del Derecho

La 2 / El obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, durante la misa del Viernes Santo

El titular del juzgado número 6 de Alcalá de Henares ha ordenado la apertura de diligencias de investigación para esclarecer si son o no delictivas las manifestaciones vertidas por el Obispo de Alcalà de Henares, Juan Antonio Reig Pla, durante la misa del Viernes Santo en televisión española, donde aseguró que los homosexuales se "corrompen y prostituyen" y por ello, "van al infierno".

La gestión de Juan Antonio Reig Pla en los distintos obispados que ha ocupado desde su nombramiento como prelado -Castellón, Cartagena y Alcalá- ha estado siempre rodeada por la polémica. Desde sus inicios calificó la homosexualidad de "enfermedad". También censuró la eutanasia y rechazó de forma enérgica el aborto o el preservativo.

También fue polémico por invertir fondos de la diócesis en Bolsa. Una situación que se produjo en su primer destino como Obispo en Castellón, donde permaneció durante el periodo 1996-2005. Reig Pla decidió invertir en valores como una empresa farmacéutica relacionada con la producción de Viagra. Pero para Monseñor Reig Pla, especular era bueno. Según dijo, especular en bolsa era "buscar la verdad". Aquella experiencia bursátil acabó mal. La diócesis perdió cerca de cinco millones de euros según los sacerdotes de Castellón, y Reig Pla les bajó el sueldo a la mitad, conminándoles a completar su salario con lo que sacasen del cepillo, lo que provocó la denuncia pública de 19 curas contra su obispo.

En 2005 fue destinado a Cartagena y cuatro años después a Alcalá de Henares, donde al poco de llegar, ofició una misa en Paracuellos, en homenaje a las víctimas del 36, con una bandera preconstitucional junto al altar y con la presencia de Blas Piñar.

El obispo de Alcalá de Henares: "Los homosexuales que se corrompen y se prostituyen encuentran el infierno".