Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Maroto: "Se acabó el venir a vivir aquí de la sopa boba"

El miembro del PP se ha mostrado convencido de que "es imposible" tener un sistema en el que haya personas que "prefieren cobrar 900 euros de ayudas sociales que trabajar por 1.000 euros"

EFE / El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, con el director ejecutivo del movimiento ciudadano brasileño Nossa Sao Paulo, Maurizio Broinizi y el asesor de la Fundación Conama, Antonio Lucio, presentando las conclusiones de la Cumbre Mundial de Río.

El vicesecretario general del PP de Álava y alcalde de Vitoria, Javier Maroto, ha afirmado que las ayudas sociales deben "garantizar una necesidad" pero no convertirse en "la entrada de algunos para no salir de ahí, porque están muy cómodos", por lo que ha advertido a quienes no deseen "integrarse y luchar por trabajar" de que "se acabó el venir a vivir aquí de la sopa boba".

Durante el XIII Congreso regional del PP que se celebra este fin de semana en Bilbao, Alonso ha destacado que existen "miles de vascos cansados de oír siempre lo políticamente correcto que quieren que se haga más lo correcto políticamente".

A su juicio, el eje fundamental de las políticas sociales debe ser "el empleo", ya que éste es la garantía para que "los vascos puedan tener lo que necesitan, una vida digna y razonable". En este sentido, ha incidido en que el actual sistema vasco del estado de bienestar debe crear "garantías y fortaleza de ofrecer posibilidades a quien lo pasa mal".

"Esa secuencia y no otra es la que debe suceder. El objetivo de las políticas en el Gobierno vasco deben ser orientadas a lograr un empleo, garantizarlo a quien lo tiene y a proteger a quien puede estar en una situación difícil", ha añadido.

A su juicio, la secuencia de ser "primero el empleo, después las políticas de desempleo y en último lugar las políticas sociales que garanticen una necesidad, pero no al revés como muchas veces sucede que las políticas sociales son la entrada de algunas para no salir de ahí porque están muy cómodos".

Maroto ha calificado esta idea de "fundamental" y ha abogado por expresarla con fortaleza ya que "los argumentos son sólidos". "Quiero decir que aquellos que quieran integrarse y luchar por trabajar nos tendrán de su lado, pero quienes no, que sepan que se acabó el venir a vivir aquí de la sopa boba", ha remarcado.

Para el alcalde de Vitoria, las políticas sociales son una necesidad de quienes creen que una personas mayor que se ha dejado "la piel y ha formado una familia" que viven una dificultad deben tener prestaciones sociales, así como quienes han trabajado muchos años y que por un momento de dificultad pasan ahora por el desempleo.

Sistema imposible de mantener

Asimismo, ha señalado que es imposible tener un sistema que haya personas que prefieren cobrar 900 euros de ayudas sociales que trabajar por 1.000 euros, algo que es imposible de sostener. "Exigiremos que Lanbide tenga muy en cuenta nuestra exigencia", ha añadido.

"El fraude de las ayudas sociales no entiende de color de piel y orígenes. Por ello queremos combatir el fraude de propietarios de viviendas que las usan para hacinar personas abusando de la dificultad que tienen éstas para encontrar un piso", ha avanzado, para añadir que debe ser incompatible cobrar ayudas sociales y delinquir, algo que, a su juicio, "vemos todos los días en el País Vasco".

Por último, ha reconocido que se necesitan más recursos para políticas de igualdad, de violencia de género y de discapacidad, que son asuntos que preocupan.