Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Rajoy apoya la decisión de Basagoiti de romper con los socialistas vascos

Mariano Rajoy ha clausurado el Congreso del PP del País Vasco este domingo

Mariano Rajoy durante su intervención en la clausura del XIII Congreso del PP regional en el País Vasco / EFE/Alfredo Aldai

El presidente del Gobierno ha mostrado su apoyo explícito a la decisión de Antonio Basagoiti de romper con los socialistas vascos y también ha lanzado un mensaje económico: insiste en que habrá más reformas y que son obligadas por la política del Gobierno anterior. Eso sí, ha reconocido que están tomando decisiones que no figuraban en su programa electoral.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apoyado este domingo el anuncio del PP vasco de romper su pacto de gobierno en Euskadi con el PSE y ha calificado de "justa" esa decisión. Rajoy se ha referido a la situación del Gobierno vasco en su intervención de clausura del XIII Congreso regional del PP en el País Vasco.

El jefe del Ejecutivo ha elogiado la trayectoria del presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, y su reelección en el Congreso de este fin de semana, y ha señalado que le apoyó cuando cerró el pacto con el PSE y también le apoya ahora cuando ha decidido que llegue a su término.

"Todo el mundo podrá decir lo que quiera, pero el PP del País Vasco ha actuado con lealtad, con responsabilidad, con una enorme generosidad, ha trabajado duro y con mucha ilusión y, sobre todo, ha cumplido con su palabra", ha añadido.

Rajoy: "La reforma financiera busca solución definitiva tras tres años de parches"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado también que la reforma financiera busca una solución definitiva para el sector tras tres años de parches y soluciones parciales, y que si se hubiera adoptado antes, no se tendría que acometer ahora "tarde, mal y a rastras".

El jefe del Ejecutivo ha considerado prioritario afrontar una reforma como la aprobada el viernes para generar credibilidad, conseguir crédito y facilitar la inversión después de las muchas dudas existentes en los mercados sobre el sistema financiero.

"Se trata de hacer lo que se tenía que haber hecho hace cuatro años y no se hizo, lo que hicieron hace cuatros años los países europeos y Estados Unidos mientras que a algunos (ha dicho en alusión a José Luis Rodríguez Zapatero) se les ocurría decir que teníamos el mejor sistema financiero del mundo".

Ha explicado que si se hubieran hecho entonces esas reformas, quizás sí se tendría ahora el mejor sistema financiero del mundo, pero ha insistido en que como no se llevaron a la práctica, hay que adoptarlas en este momento aunque sea "tarde, mal y a rastras".

"Se trata de dar una solución definitiva", ha reiterado, con el objetivo de que vuelva el crédito y se coloquen a precio de mercado miles de viviendas para que el sector "vuelva a tirar".

Llevar todo eso a la práctica ha considerado que es muy complicado, como muchas otras decisiones, pero ha puntualizado que hay que seguir adelante consciente de que los efectos no son inmediatos pero sí se verán en el futuro.

"Hay que ganarse la confianza y la credibilidad, y eso se logra poco a poco", ha reiterado antes de reconocer que decisiones como la reforma del sistema financiero no gustan a mucha gente porque va a afectar a los dividendos y a las cuentas de beneficio de las entidades financieras.

Rajoy ha comparado el sistema financiero del país con el sistema circulatorio de cuerpo humano para señalar que, aunque funcionen el corazón, el hígado o los riñones, si falla la circulación se producen fallos. De ahí en que haya insistido en que era prioritario abordar la reforma a la que dio el luz verde el viernes el Consejo de ministros.

Docudrama: El día en que España se asomó al abismo.