Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

Bruselas dice que España no ha enviado "ninguna petición" de ayuda a la banca

La Comisión Europea ha desmentido las informaciones que apuntaban a un inminente rescate pedido por el Gobierno español

La Comisión Europea ha indicado que el Gobierno español no ha enviado "ninguna petición" de ayuda para recapitalizar el sector bancario, pero recordó que existen mecanismos listos para ponerlo en marcha si es necesario.

"No tenemos noticia de ninguna petición" por parte de España, indicaron fuentes comunitarias, después de que algunas informaciones apuntaran a que España podría presentar una solicitud este fin de semana.

Las fuentes señalaron que, si España presentara una solicitud, "los instrumentos están en vigor y listos para ser activados según los procedimientos descritos en los estatutos".

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo ayer que antes de avanzar una cifra sobre las necesidades de recapitalización de la banca española esperará a las conclusiones de los dos auditores internacionales y a los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Un día antes, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, afirmaba en Bruselas que el Ejecutivo español no estaba "preparando absolutamente nada" y negó que estuviese discutiendo sobre un rescate o intervención europea en España.

De Guindos se limitó a decir que el Gobierno español está dispuesto a "tomar las decisiones que tenga que tomar" en materia de recapitalización bancaria, una vez se conozcan los resultados de las auditorías.

Varias fuentes comunitarias han señalado estos días que las pautas del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para un préstamo para la recapitalización implicarían condiciones estrictas, pero más centradas en el sector financiero, y han añadido que el Gobierno español debería aprovecharse de esta posibilidad antes de que entre en vigor el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que es mucho más estricto.

Fernández Currás: ''No necesitamos ser rescatados''.