Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Cultura

La primera imagen del villano de "The Walking Dead"

El actor David Morrisey interpretará al "Gobernador", la antítesis del protagonista Rick Grimes

El actor David Morrisey interpretará al "Gobernador", la antítesis del protagonista Rick Grimes / The Walking Dead

IVÁN ARÉVALO 11/06/2012 - 12:55 CET

El verano es una época que se hace corta para la mayoría de los ciudadanos de a pie, pero que parece eterna para los aficionados a las series, en especial para los fans de The Walking Dead, cuya espera entre el último episodio de la segunda temporada y el primero de la tercera durará más de medio año. Por eso, a lo largo de estos meses, los responsables de la AMC (cadena que emite la ficción en USA) tienen la misión de avivar la ansiedad de los fans por la llegada de los nuevos capítulos, con anuncios como la publicación de la primera imagen de "El Gobernador", el mejor villano del comic original.

¿Por qué es El Gobernador un personaje tan importante? Refleja lo peor de nuestra sociedad, mostrando cómo un hombre puede llegar a corromperse por el poder y hacer lo posible por conservarlo, sin importar las vidas humanas que puedan ir en ello. Pero sobre todo representa aquello en lo que Rick Grimes (el protagonista de la serie) podría llegar a convertirse si se entregara al salvajismo de este mundo post-apocalíptico y se olvidara de su humanidad. Habrá momentos de la serie en los que se verá que no son tan distintos y que la línea que los separa es tan delgada que prácticamente desaparece. Tras una interminable lista de posibles nombres, el actor inglés David Morrisey fue el designado para interpretar el papel del sádico dictador que, pese a no parecerse físicamente en nada al personaje del comic, en palabras de Robert Kirkman, creador de Los Muertos Vivientes, "va a ser como El Gobernador del comic, será odiado por los espectadores, a los cuales aterrorizará".

El villano será una de las piezas fundamentales de la nueva tanda de capítulos que tendrán como escenario principal la cárcel que se divisa en los instantes finales del último episodio. La duda vuelve a ser cómo será la adaptación televisiva, sobre todo porque las dos temporadas emitidas abarcan los 12 primeros números del comic y la llegada a la prisión es el arranque de un arco argumental que se extiende a lo largo de 35 entregas. Nos encontramos quizá ante la mejor trama de una colección que el próximo mes de Julio verá publicado su número 100 en Estados Unidos y que en nuestro país se ha publicado hasta el 90 de la mano de Planeta DeAgostini Comics.

The Walking Dead se ha caracterizado por no ceñirse demasiado a la obra original, asesinando personajes que siguen vivos en el comic, obviando otros o introduciendo nuevos. Lejos de provocar la ira de los puristas, ha hecho que los lectores disfruten frente al televisor de interesantes tramas que nunca se dieron en las páginas que leyeron. Pero el flujo de aficionados es bidireccional, ya que miles de fans de la serie están yendo a las librerías a adquirir los ejemplares en los que está basada, consiguiendo que mes tras mes los recopilatorios de Los Muertos Vivientes sean los más vendidos en Norteamérica. Sin embargo, hay un aspecto del comic que se ha seguido al pie de la letra en la adaptación y que supone la clave del éxito de esta obra: cualquier personaje, desde el más insignificante a los protagonistas, puede morir en cualquier momento. Y esto va a quedar más patente que nunca en esta tercera temporada que se avecina.