¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Iglesia niega privilegios y defiende su contribución social ante la crisis

La Conferencia Episcopal justifica no pagar el IBI por el marco legal vigente en España y asegura que "donde van los pobres" es a las parroquias

La Iglesia incrementó en un 56% el gasto en actividades asistenciales en 2010, según la memoria económica correspondiente a ese ejercicio, presentada hoy por la Conferencia Episcopal. En el capítulo de IRPF, obtuvo 1,3 millones de euros menos debido a la reducción global en la recaudación fiscal por la crisis, pero incrementó en casi 200.000 el número de contribuyentes que decidieron marcar la casilla de la Iglesia

En plena ofensiva política y social para que la Iglesia católica pague impuestos en España, la Conferencia Episcopal exhibe números para intentar neutralizar las acusaciones de que se atrinchera en sus privilegios fiscales y no está arrimando suficientemente el hombro ante la crisis.

Es la idea reiterada hoy por su responsable de Asuntos Económicos, Fernando Giménez Barriocanal durante la presentación de la memoria anual de actividades de la Iglesia en España correspondiente al año 2010.

"La Iglesia tiene el mismo trato fiscal que muchísimas otras entidades no lucrativas en España. ¿Qué hay unos Acuerdos con el Vaticano?, pues sí, qué se le va a hacer, pero es que esos acuerdos han sido superados posteriormente por la Ley de Mecenazgo y la Ley de Fundaciones, que consagra las mismas exenciones para infinidad de organizaciones, no sólo la Iglesia. Nosotros no nos dedicamos a hacer declaraciones, ni a ir contra ninguna institución, sino que mostramos nuestros números, y los pobres y necesitados donde acuden es a las parroquias", ha señalado.

En este sentido, la memoria presentada hoy que la Iglesia atendió a 4,1 millones de personas en 2010, lo que supone un incremento de casi el 15% con respecto al año anterior. En lo que se refiere al gasto corriente en actividad asistencia, la Iglesia asegura haberlo incrementado en un 56% con motivo de la crisis.

La memoria también recoge otros datos como el "ahorro" de 4.396 millones de euros que, según la Iglesia, supone para las arcas estatales la escolarización de más de 1,4 millones de alumnos en centros católicos concertados. Un cálculo que los obispos aseguran realizar aplicando la diferencia entre el coste de una plaza en un centro público y el importe asignado en los conciertos educativos al coste de cada plaza en un centro religioso.

La memoria no deja de recoger ni un solo detalle, desde los casi diez millones de turistas que, según la Iglesia, asistieron en 2010 a algún acontecimiento religioso en España, pasando por el tirón cultural que supone el patrimonio histórico artístico de carácter religioso.

En definitiva, según la memoria, cada euro que invierte la Iglesia rinde como 2,35.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?