La jueza de los ERE en Andalucía investiga a una empresa de los hermanos de Fátima Báñez

La constructora participó junto a otras empresas en el concurso para la venta de unos terrenos de Mercasevilla y Mercedes Ayala sospecha que pudo estar amañado, perjudicando a las arcas municipales

La jueza Mercedes Alaya ha sorprendido con un nuevo giro en la instrucción del caso de los ERE. A través de un auto ha dado orden a la Guardia Civil de que investigue a un grupo de empresas por la venta irregular de unos terrenos de la sociedad mixta Mercasevilla. Su decisión ha hecho saltar algunas alarmas porque entre las investigadas está la onubense Construcciones Juan de Robles, propiedad de los hermanos de Fátima Báñez, la ministra de Trabajo.

En los años del boom inmobiliario era habitual incluir en los concursos públicos una cláusula que penalizaba a aquellas constructoras cuya oferta superara en más de un 10% el promedio del resto de propuestas. Era un modo de evitar prácticas abusivas de las grandes empresas.

En este caso la sancionada fue NOGA, y la ganadora SANDO. Pero la juez Ayala sospecha que el resto de participantes hizo lo que ella llama "ofertas de relleno" en las que ni siquiera se aportaba información técnica. Se trataba de poner sobre la mesa cifras bajas que hicieran descender el promedio.

La jueza ordena ahora que se investigue si entre la ganadora y esas otras empresas ha existido alguna relación societaria, mercantil o de otro tipo que pudiera confirmar que hubo un amaño previo en el concurso.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?