¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los diez lugares más fríos de España en verano

Como es lógico, los puntos más fríos se registran en los picos de montaña. Veamos qué localidades les rodean y qué provincias son las más frescas

Vista General de los Picos de Europa con el teleférico de Fuente Dé, al fondo /

Para mucha gente el verano es sinónimo de sol y playa pero otros buscan sin descanso la sombra y disfrutan con el paisaje de las montañas. Si eres de los primeros, quizá no te interese este reportaje pero si lo que estás buscando es un lugar fresquito para pasar las vacaciones, sólo tienes que elegir zona. Las temperaturas agradables están garantizadas. Esta es una ruta por las provincias donde se registran las mínimas cada verano.

En el Puerto de San Isidro (León) la temperatura media en verano es de 12,3ºC. En la comarca del Alto Porma, a 15 km del puerto, encontramos la localidad de Puebla de Lillo, un antiguo poblamiento medieval que recientemente se ha incorporado al Parque Regional de Picos de Europa. Es el sitio perfecto para los amantes del aire libre y las actividades específicas de Alta Montaña. En la zona, otra de las localidades más frescas del verano es Cofiñal desde donde parten umerosas rutas de montaña y travesías como Maraña-Cofiñal, Vegarada-San Isidro, o Cofiñal-Lago Ausente. Otra de las paradas obligadas por el entorno son los lagos glaciares. Al subir por la carretera que conduce a San Isidro y, poco antes de llegar al pueblo de Isoba, nos encontramos a nuestra derecha con el lago que lleva el mismo nombre.

En Navarra, muy cerca de Pirineos se encuentra Isaba, una localidad que posee un clima de montaña con temperaturas extremas muy bajas en invierno y una media de 17,5 °C en verano. Merece la pena un paseo por sus calles estrechas y empedradas y sus casas señoriales de piedra y madera con empinados tejados que evitan que la nieve se deposite en ellos en invierno. A 23 km de Isaba se encuentra El Ferial, una de las estaciones de esquí más populares de la zona en invierno. Es allí donde encontramos la segunda mínima de España en verano con 12,4°C.

El tercer puesto lo ocupa el Puerto de Leitariegos, en Asturias, con sus 12,7°C de media. Se enmarca dentro de la Reserva de la Biosfera del Valle de Laciana y pertenece al ayuntamiento de Cangas de Narcea. Bosques de hayas y robles entre los que se abren paso ríos trucheros y una fauna donde el oso y el urogallo son las especies más emblemáticas, hacen de la zona un lugar perfecto para pasar un verano fresquito.

Dentro del Parque Nacional de Aigüestortes está la Estación de Sant Maurici, en Lleida. Concretamente en Llac se registran las cuartas temperaturas mínimas del verano (12,8°C) . Una de las propuestas más sugerentes de la zona es el Tren dels Llacs. Basta con subirse, sentarse y disfrutar de las vistas desde la ventana del vagón. Campos de cultivo, ásperos y agrestes, de paredes calcáreas y aguas contenidas y, al fondo, los picos blancos del Pirineo.

Y sin irnos muy lejos de Pirineos pero cambiando de provincia, llegamos a Sallent de Gállego, en Huesca. Allí la media veraniega es de 13,4°C. Esta localidad se considera la Cabeza del Valle de Tena y está situada a 1.305 metros de altitud. Posee una bellísima iglesia gótica de principios del siglo XVI y no hay que dejar de visitar su puente ni el triple arco románico de la plaza. Un rincón donde refugiarse del calor y del que parten numerosas excursiones hacia el Circo de Piedrafita, Picos del Infierno e Ibón de Anayet.

La estación de esquí de La Molina es referencia de este deporte en invierno en Girona pero en verano se transforma y la cantidad de actividades se multiplica. Buceo en los lagos, itinerarios geológicos, patines de agua, segway, aventura en los árboles, quads o tiro con arco son sólo algunos ejemplos. Todo, con una media que no sobrepasa los 14°C.

Donde la media ya supera los 14°C en verano es en Valdezcaray, La Rioja. A unos 20 minutos de la estación de esquí se encuentra el primer municipio turístico de la provincia: Ezcaray. Allí el verano deja paso al golf, la caza, la pesca, el senderismo y, por supuesto, a la buena comida. Además, este fin de semana comienza el Jazz Ezcaray, un festival de celebra su décimo sexta edición.

En la sierra de Béjar está la estación de esquí de La Covatilla, otro de los puntos de medición de Aemet donde se registran 14,8°C de media durante el verano. En Béjar, uno de los municipios más grandes de la zona, se celebra este fin de semana un festival de Blues pero es sólo uno de los múltiples eventos del verano. Merece la pena estar atento a la agenda de actividades del ayuntamiento.

En Madrid, el punto más frío de la Comunidad se encuentra en el puerto de Navacerrada donde se registra una media de 15,1°C. Las temperaturas son suaves durante el día pero por la noche no suele sobrar la chaqueta. A escasos 20 minutos está Cercedilla. Su calzada y puentes romanos hacen que el paseo entre la naturaleza sea todavía más especial.

El puesto número diez de nuestra lista de puntos más fríos lo ocupa Fuente Dé, en pleno Picos de Europa. Desde allí se puede coger un teleférico que sube en menos de 4 minutos al pasajero a una altura de 1.850 metros de altura y sí, el cambio de temperatura se nota y mucho. Abajo se puede estar en bañador pero para la parte de arriba se necesita jersey. El que avisa no es traidor. Eso sí, las espectaculares vistas sí que te van a dejar helado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?