¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Reportaje:

'Marca España', una campaña paralizada

La crisis económica, con la prima de riesgo disparada y los malos datos de paro, aconsejan no realizar la presentación de esta campaña por ahora

El rey Juan Carlos posa junto al alto comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros /

Fuentes del Gobierno reconocen que la imagen de nuestro país está "muy devaluada" en estos momentos y que este proyecto ha sido uno de "los grandes fracasos" del Ejecutivo en estos seis meses. La campaña de lanzamiento tendrá que esperar. El acto se ha cancelado en tres ocasiones. El ministro de Exteriores, José Manuel García- Margallo defiende que el proyecto se puso en marcha desde el mismo día de su toma de posesión. El pasado 12 de julio se nombró al Alto Comisionado, Carlos Espinosa de los Monteros, para darle un nuevo impulso.

El Gobierno ha llevado a cabo varias reformas pero ha dejado olvidada en un cajón la Ley de Emprendedores. No es lo único que ha aparcado en estos seis meses. También su proyecto 'Marca España', una campaña para mejorar la imagen de nuestro país. El pasado 12 de julio se nombró al Alto Comisionado para darle un impulso a esta iniciativa que no termina de arrancar. Carlos Espinosa de los Monteros se acaba de estrenar en el puesto acompañando al Rey en su viaje a Rusia.

La idea es contribuir a la proyección económica de España, vender nuestras empresas en el exterior, aprovechar nuestros éxitos deportivos y difundir nuestra realidad contando con personalidades del ámbito social y cultural como "embajadores de lujo". Pero realmente la operación de marketing está paralizada sine die. Fuentes del Gobierno admiten que nuestro sello está "muy devaluado" y este tema se ha convertido en uno "de los grandes fracasos" del Ejecutivo en estos seis meses.

La crisis, la prima de riesgo en máximos históricos, el número de parados, la supervisión de la Unión Europa hacen que se tenga una percepción negativa de España. Y Rajoy no hace más que resaltar "la difícil situación" en la que nos encontramos. En la última sesión de control en el Congreso, el presidente pintó un panorama muy negro. Dijo que el año pasado "España gastó 90.000 millones de euros más de lo que ingresamos" y que "debemos fuera nuestro PIB". Además destacó que "hay instituciones públicas que no pueden financiarse fuera porque nos estamos gastando 30.000 millones de euros en intereses de la deuda".

Con esos datos, es complicado ganarse la confianza de los inversores. Y la presentación oficial de la campaña tendrá que esperar a que lleguen tiempos mejores. "Es como querer lanzar ahora mismo la "marca Grecia", ¿quién compraría? La nuestra también está bastante deteriorada", reconoce un alto cargo del Partido Popular 'Marca España' ha sido un empeño del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. Él insistió en ponerlo todo en marcha y se formó un grupo de trabajo del que han formado parte varios ministerios además del Instituto Elcano. Sin resultado porque el acto se ha llegado a aplazar tres ocasiones. Iba a ser en el Teatro Real, a lo grande. Primero se fijó para el 25 de abril, después se decidió hacerlo a mediados de mayo y, al final, se pospuso hasta el 13 de junio. Se le había pedido a Don Juan Carlos que fuera nuestro exponente. Y aunque todas esas fechas se fueron cerrando con la Casa Real, una tras otra fueron cayendo de la agenda porque no había nada listo. Además, el accidente del monarca en Botsuana o el rescate financiero fueron lastrando también los planes. No era el mejor escenario.

Hay quien cuenta que se retomará a la vuelta del verano. Pero desde el Gobierno no creen que sea aconsejable realizar una gran celebración ahora. Los populares piensan que el ambiente no está para fiestas y pretenden aplicarlo en todos sus actos públicos. Margallo defiende, siempre que tiene ocasión, que el proyecto empezó a funcionar el mismo día que él se hizo cargo de la cartera. Pero desde el Ejecutivo critican su labor. Dicen a pesar de insistir mucho en ello "no ha hecho sus deberes". Además, fuentes del Gobierno piensan que, tal y como esta la situación, no tiene sentido hacerlo ahora mismo porque podría convertirse en un peligro y volverse contra nosotros.

Margallo: "Lamento la imputación de Rato porque le quiero bien"

Los días más convulsos de la economía española

Cargando