¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

I'm sorry, sólo hablo español

El dominio deficiente de los españoles de la lengua de Shakespeare ha promovido el nacimiento de métodos alternativos y divertidos para mejorar el nivel de inglés

El número de españoles interesados por estudiar cursos de idiomas en el extranjero crecerá este año, según prevé la Aseproce. /

Sólo un 27% de los españoles dice poder expresarse con fluidez en inglés según datos del Eurobarómetro. El atraso en el dominio de la lengua inglesa es una carencia que se remonta a la época del franquismo por el cierre al exterior. Una deficiente enseñanza en edades tempranas, la costumbre de consumir cine doblado y unos representante políticos que no dominan el idioma son algunos matices que han influido en el nivel de la lengua.

Un 27% de los españoles dice poder expresarse con fluidez en inglés. Una cifra muy diferente a la que ofrece Suecia, donde alrededor de un 89% de sus habitantes dice manejarse bien con la lengua de Shakespeare. Un 87% en Holanda o un 86% en Dinamarca, según los datos del Eurobarómetro. La lengua inglesa es la asignatura pendiente de los españoles, y sitúa al país a la cola de Europa en idiomas.

Cada vez son más los que tratan de poner remedio a esta carencia de largo recorrido. El número de españoles interesados por estudiar cursos de idiomas en el extranjero crecerá este año, según prevé la Aseproce (Asociación española de cursos en el extranjero). La mejor opción para mejorar el idioma es sin duda pasar una temporada en países de habla inglesa, pero no siempre es posible irse fuera. Tratan de suplir esta práctica con nativos, las academias de inglés o profesores particulares pero los resultados no son suficientes para conseguir el nivel adecuado. Hay que añadir, como otras causas del bajo nivel actual, la tradición española de consumir cine doblado y el ejemplo de unos representantes políticos que a duras penas se expresan en inglés.

La suma de un dominio de la lengua inglesa deficiente y la gran cantidad de ofertas de cursos de inglés que parecen no aportar a los aprendices todo lo necesario, ha dado como resultado el nacimiento de iniciativas alternativas y amenas para mejorar el nivel de forma distendida, lejos de los libros y de las aulas, y tratando de fomentar, sobre todo, la práctica oral. Proponemos tres formas alternativas y divertidas de aprender inglés:

Asociaciones que promueven el intercambio cultural entre personas de diferentes nacionalidades que viven en la misma ciudad. A través de ellas se organizan eventos en los que generalmente el idioma común conocido por todos es el inglés.

Es una forma de aprender un idioma extranjero de forma gratuita y divertida sin salir del país, además de conocer gente y ampliar horizontes. MULTILINKUAL es un ejemplo de grupo internacional que promueve el intercambio cultural.

Los encuentros de los martes están pensados para promover la práctica del idioma hablado. Se realiza en una taberna irlandesa en el centro de Madrid, O?Neill?s, bajo el nombre de 'Noches de Intercambio'. Además organiza cenas internacionales los miércoles y sesiones de cine en versión original los viernes.

Café, copa e inglés

Englishcafe es una iniciativa que se puso en marcha el pasado mes de mayo. Su objetivo era sacar de las aulas el aprendizaje de la lengua inglesa e incentiva el habla, que según nos cuenta su responsable es lo que más cuesta y lo más demandado: clases de conversación.

A través del portal web www.englishcafe.es los interesados deben darse de alta y se les asignará un grupo según su nivel de inglés. Las clases de conversación las imparten profesores nativos en diferentes locales céntricos de Madrid. Los alumnos deben adquirir un abono mensual de 58 euros que equivales a 8 horas de conversación en los que se incluyen una consumición por clase. Los grupos albergan un máximo de 4 personas para asegurar que todos los integrantes participen en la conversación.

Una forma original, distendida y relajada de superar nuestra asignatura pendiente, el inglés hablado.

Practica ejercicio mientras aprendes inglés

El Boot Camp es un tipo de entrenamiento físico que suele realizarse al aire libre en grupos de personas. El ejercicio lleva este nombre porque recuerda al tipo de entrenamiento militar. El estilo de entrenamiento es originario de Estados Unidos donde ha tenido gran aceptación y se ha importado a España. En Madrid, en el parque del Retiro, podemos disfrutar de una sesión inicial gratis para tomar un primer contacto con esta técnica que además de saludable para el cuerpo pretende incentivar la mejora del inglés.

Se realizan tres sesiones a la semana y un sábado al mes. A ellas asisten nativos estadounidenses y británicos. Una nueva alternativa para practicar la lengua inglesa de la mejor forma, hablando con anglohablantes. Los monitores también son nativos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?