¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los obispos alertan de la desintegración de España en una declaración sobre la crisis

Aprueban una declaración con fuertes críticas a las propuestas soberanistas de Mas y al independentismo de Cataluña

Ante la crisis, solidaridad es el título de la declaración aprobada por la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal que preside Rouco Varela. Un documento que los obispos utilizan también para alertar sobre las "propuestas políticas encaminadas a la desintegración unilateral" de España y para denunciar que se está aprovechando el malestar social como "en beneficio propio" y como "excusa para la promoción de intereses políticos".

Los obispos arremeten duramente contra el independentismo catalán y acusan veladamente a Artur Mas de "aprovechar el malestar social en beneficio propio" y como "excusa para para la promoción de su interés político". La Conferencia Episcopal ha aprobado una declaración sobre la actual situación económica y social en la que advierte de las propuestas de "desintegración unilateral" de España.

La declaración se titula Ante la crisis, solidaridad pero contiene una profunda carga de profundidad sobre las aspiraciones soberanistas catalanas. El texto dice "al referirse a la caridad que afecta directamente a las relaciones políticas, inciden en que "el malestar social y político debería ser para todos un reclamo a la búsqueda sincera del bien común y al trabajo por construirlo entre todos. Este malestar no debería ser alimentado como excusa para la promoción de ningún interés político o económico particular, a costa del interés general, tratando de aprovechar en beneficio propio el descontento o el sufrimiento de muchos". Los obispos reconocen la legitimidad de las posturas nacionalistas pero muestran su preocupación por las "propuestas políticas encaminadas a la desintegración unilateral de esta unidad nos causan una gran inquietud. Por el contrario, exhortamos encarecidamente al diálogo entre todos los interlocutores políticos y sociales. Se debe preservar el bien de la unidad, al mismo tiempo que el de la rica diversidad de los pueblos de España".

En la declaracion que "invita a la caridad" para combatir los efectos de la crisis, los obispos piden que los recortes no golpeen a los más débiles y alerta de la tensión social que están provocando. "Tememos que la crisis o, al menos sus efectos no hayan tocado fondo todavía"; reconocen el gran esfuerzo que muchas personas están haciendo en medio de las dificultades; y piden a las autoridades que velen "por que los costes de la crisis no recaigan sobre los más débiles". "Tampoco se oculta a nadie -señalan- que la tensión social crece y que determinadas propuestas políticas han venido a añadir elementos de preocupación en momentos ya de por sí difíciles.

Por último,los obispos piden también soluciones urgentes para las familias afectadas por los desahucios. "Es urgente encontrar soluciones que permitan a esas familias -igual que se ha hecho con otras instituciones sociales - hacer frente a sus deudas sin tener que verse en la calle. No es justo que, en una situación como la presente, resulte tan gravemente comprometido el ejercicio del derecho básico de una familia a disponer de una vivienda. Sería un signo de esperanza para las personas afectadas. Y sería también un signo de que las políticas de protección a la familia empiezan por fin a enderezarse. Sin la familia, sin la protección del matrimonio y de la natalidad, no habrá salida duradera de la crisis. Así lo pone de manifiesto el ejemplo admirable de solidaridad de tantas familias en las que abuelos, hijos y nietos se ayudan a salir adelante como solo es posible hacerlo en el seno de una familia estable y sana".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?