Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

La Policía Nacional desarticula una red china de explotación sexual, tráfico de drogas y blanqueo

La red que captaba a mujeres en China para prostituirse

Agentes de la Policía Nacional han culminado la denominada operación 'Triada' en la que se ha logrado desarticular una red dedicada a la explotación sexual de mujeres, tráfico de drogas y blanqueo de capitales, con 39 personas detenidas, todas ellas de nacionalidad china.

La investigación policial se ha prolongado durante casi un año y se ha desarrollado en las provincias de Valencia, Alicante, Madrid, Zaragoza y Tenerife. Los agentes han liberado a 32 mujeres que habían sido captadas en China y traídas con visados fraudulentos para ser explotadas en las casas de citas que la organización tenía en las mencionadas provincias.

Además, la red ofertaba distintos tipos de sustancias estupefacientes a sus clientes, pero también incitaba a las mujeres explotadas a su consumo para lograr que se desinhibieran.

Los miembros de esta organización disponían de casi una veintena de casas de citas repartidas por las provincias de Valencia, Alicante, Madrid, Zaragoza y Tenerife por las que iban rotando las mujeres que eran explotadas sexualmente.

Las víctimas eran captadas en China por miembros de la organización que les ofrecían trabajar en España, las dotaban de visados como turistas y las trasladaban en avión hasta nuestro país u otro del espacio Schengen. Ya en España eran recogidas por otros miembros de la red que les retiraban el pasaporte y las distribuía en los distintos prostíbulos.

Las mujeres contraían una deuda con la organización de unos 14.000 euros y, además, eran obligadas a permanecer al menos un año ejerciendo la prostitución como esclavas sexuales para la red, independientemente de que hubieran saldado la deuda.

La tarifa de los servicios sexuales oscilaba entre los 600 y 1.200 euros por noche completa dependiendo de si se incluía droga o no.

Estas sustancias eran adquiridas principalmente en Holanda a través de distintos contactos que tenía la organización y eran distribuidas principalmente en sus locales y, en menor medida, en la calle.