Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

cerrar

Hu Jintao anuncia reformas y pide trabajar para frenar la corrupción en el Partido Comunista

El saliente presidente chino entiende que la corrupción interna del partido Comunista "podría resultar fatal para el partido, e incluso causar el colapso del partido y la caída del Estado" sino lo manejan bien

Comienza el XVIII congreso chino. Desde hoy, y hasta el próximo miércoles se deciden en Pekín los nuevos elegidos para liderar el partido comunista chino. Comienza el decimoctavo congreso, en el que participan 2.270 delegados, llegados desde todos los puntos del país y de diferentes condiciones. / ATLAS

El saliente presidente de China, Hu Jintao, ha advertido este jueves ante los futuros líderes del país que la corrupción amenaza al Partido Comunista y al Estado. Aun así insiste, reafirma la posición de poder del partido al decir que debe seguir al mando mientras se lucha contra el creciente malestar social.

En un discurso del estado de la Nación y ante más de 2.000 delegados del partido, seleccionados a dedo antes de que entregue el poder, Hu ha reconocido que el creciente enfado público por temas como la corrupción y la degradación del medio ambiente ha socavado el apoyo popular al partido. Como consecuencia, se están viviendo numerosas protestas en el país.

"La lucha contra la corrupción y la promoción de la integridad política, son un temas importantes y de gran preocupación para el pueblo. Representan un compromiso político claro y de largo plazo del partido", advierte Hu.

El hasta ahora líder del Partido comunista chino ha prometido reformas. También ha destacado la necesidad de fortalecer las fuerzas armadas y proteger la plataforma marítima, en un país enfrentado a Japón y a las naciones del sudeste asiático. Pero advierte, no se copiará el estilo occidental de Gobierno.

"Si no somos capaces de manejar este tema bien, podría resultar fatal para el partido, e incluso causar el colapso del partido y la caída del Estado. Debemos, pues, hacer esfuerzos incansables para combatir la corrupción", dijo Hu en un discurso de casi dos horas.

El mandatario saliente de China abrió un congreso de una semana en el Gran Salón del Pueblo en Pekín. Con este acto se abre un cambio en el liderazgo una vez cada década en la segunda economía del mundo.

Las palabras de Hu no han sorprendido internamente al tratar un tema ya conocido de forma pública. "Fue bastante conservador", dijo Jin Zhong, director de la revista 'Open', una publicación independiente de Hong Kong que se especializa en la política china. "No hay nada que sugiera algún avance en reformas políticas", agregó.

El congreso destaca por la importancia del acto en el que Hu Jintao hará entrega de su cargo como jefe del partido al vicepresidente Xi Jinping. Pero se ha visto ensombrecido por el escándalo de corrupción en torno a figuras tan influyentes del partido como Bo Xilai.

El partido le acusó de aceptar sobornos y abusar de su poder para encubrir el asesinato de un empresario británico cometido por su esposa.

Aunque Hu no mencionó a Bo Xilai, considerado como posible relevo para el cargo máximo del partido, dejó pocas dudas sobre el destino de sus comentarios.

"Todos aquellos que violan la disciplina del partido y de las leyes estatales, sean quienes sean y cualquiera que sea el poder o las posiciones oficiales que tengan, deben ser llevados ante la justicia sin misericordia", dijo Hu.

Javier Solana: "El Congreso es muy importante para el cambio". 

Telegrama a Xi Jinping.