Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Educación deja en manos de las empresas la FP dual

El sistema no obliga a pagar a los alumnos por las prácticas y dependerá de que las empresas decidan ofertar plazas

La nueva FP dual, aprobada hoy en Consejo de Ministros, no implica un cambio de modelo en la Formación Profesional, que se mantendrá como hasta ahora, sino que supone una posibilidad añadida que dependerá, única y exclusivamente, de la implicación de las empresas. El modelo, cuyo diseño no garantiza que llegue ni a todos los alumnos ni a todos los ciclos formativos, permitirá que los estudiantes realicen como mínimo un tercio de su formación en las empresas. Y serán éstas las que, en colaboración con las comunidades autónomas, decidan si pagan o no a los alumnos por esas prácticas

Sin presupuesto, sin un calendario de implantación y sin un cálculo de las plazas o del alumnado al que podría llegar este modelo. Así nace la publicitada Formación Profesional Dual, inspirada inicialmente en el modelo alemán, con la que el Gobierno aspira a mejorar la empleabilidad de los estudiantes españoles, acercando más el modelo formativo a las necesidades del mercado laboral.

Según ha explicado hoy el ministro de Educación, José Ignacio Wert, la idea es que los alumnos puedan realizar al menos un 33% de su formación mediante prácticas directamente en empresas. La fórmula se arbitraría mediante convenios entre los centros educativos y las propias empresas, supervisados por las comunidades autónomas.

Fuentes de Educación han precisado que no se trata de un cambio de modelo. Es decir, el sistema actual (que incluye un 20% de formación práctica) se mantendrá tal cual pero se implantará la FP dual como posibilidad añadida que coexistirá con el modelo vigente. Eso sí, su desarrollo no será ni obligatorio ni común a todos los centros educativos donde se imparte FP, sino que dependerá de que haya empresas interesadas que decidan ofertar plazas para esas prácticas. Otra novedad es que esta modalidad podrá durar hasta tres años, uno más que la FP actual, si bien ambas conducirán exactamente a la misma titulación de grado medio o grado superior Educación niega tajantemente que vaya a haber titulados de primera o de segunda, a pesar de que no todos los alumnos tendrán el mismo grado de prácticas al finalizar su formación.

Las empresas y las comunidades decidirán si pagan o no a los alumnos por las prácticas

Educación defiende su modelo señalando que es una fórmula que permitirá mejorar la formación de los alumnos, dándoles más posibilidades de inserción laboral en un futuro, además de acercar el sistema educativo a las necesidades de las empresas. Eso sí, el modelo no establece ninguna exigencia de financiación ni tampoco incluye como requisito imprescindible que el alumno reciba una remuneración por las prácticas. Dicho de otro modo, en cada caso se decidirá si se paga o no, en qué cuantía y quién lo hace. "Podría financiar esa beca salario la empresa, la administración educativa, o los dos", admitía hoy el ministro Wert.

"Mano de obra barata para las empresas sin ningún coste", advierten los sindicatos

Precisamente esa falta de regulación ha hecho saltar las voces de alarma entre los sindicatos que hablan de un auténtico "brindis al sol" y temen que la fórmula sirva para suministrar mano de obra joven y barata a los empresarios, sin velar por una correcta formación del alumnado más allá de las necesidades específicas de las empresas. Además, temen que la fórmula sirva como excusa al ministerio y a las comunidades para despedir a más profesores.

El sistema nace sin un calendario de implantación y al depender de la implicación de las empresas, no llegará a todos los alumnos que dependerán de la suerte de contar con una compañía interesada en ofertar plazas en su localidad y que, a su vez, corresponda a la disciplina profesional que están estudiando. Fuentes ministeriales recuerdan en cualquier caso los exitosos resultados de este modelo en países como Alemania y Suiza donde, señalan, su implantación ha llevado 30 años.

En la actualidad, hay 1.500 alumnos que han participado en proyectos piloto de FP dual en 16 comunidades autónomas, todas menos Navarra.