Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

La vacuna contra la malaria de Pedro Alonso protege al 30% de los bebés africanos

El mayor número de casos de malaria se registra en los niños de entre 6 y 12 semanas

Por primera vez, la vacuna contra la malaria desarrollada por el español Pedro Alonso se ha administrado a bebés africanos (entre 6 y 12 semanas de edad) y el resultado no es tan positivo como en ensayos anteriores realizados en niños de hasta 17 meses, porque su efectividad ha bajado del 55% al 31%

Los niños africanos (con edades comprendidas entre las 6 y las 12 semanas), que ha sido vacunados con la vacuna RTS,S, tuvieron un tercio menos de episodios de malaria, tanto la clínica como el tipo más grave. Para el doctor Pedro Alonso, uno de los máximos responsables del desarrollo de esta vacuna contra la malaria de primera generación, se trata de "un paso de gigante para la ciencia biomédica, aunque la mala noticia es que esperábamos un poquito más", ha reconocido a la Cadena SER.

Este nuevo ensayo clínico se ha realizado en once centros de investigación de siete países africanos y supone un avance es importante, porque la mayor parte de los casos de malaria (una enfermedad tropical que mata a más de 600 MIL personas al año), se concentra, precisamente, en esta franja de edad.

Pero este nuevo estudio a gran escala también supone una pequeña decepción, porque la efectividad de esta vacuna contra la malaria (fabricada por el laboratorio GlaxoSmithKline) se reduce un 24 por ciento con respecto a la obtenida en el caso de niños mayores, entre los 5 y los 17 meses de edad.

Esta vacuna ha sido financiada por una donación de 200 millones de dólares realizada por el multimillonario norteamericano Bill Gates y todavía se encuentra en fase de ensayos clínicos. Y el fundador de la multinacional informática Microsoft mantiene también el optimismo: "Es un hecho científico de gran importancia y necesita estudios adicionales", ha comentado Bill Gates, cofundador de la Fundación Bill y Melinda Gates. "La eficacia se ha demostrado menor de lo que esperábamos, pero desarrollar una vacuna contra un parasito es muy complicado. El ensayo clínico continua y esperamos disponer de más datos que nos ayuden a determinar si y como implementar esta vacuna".

Los responsables de la vacuna RTS,S todavía disponen de dos años más para poder realizar nuevas investigaciones y, sobre todo, para tratar también de averiguar por qué su eficacia se reduce en el caso de los bebés.

Hasta ahora, su mayor efectividad se ha demostrado en niños entre los 5 y los 17 meses de edad, porque redujo la enfermedad en el 55 por ciento de los vacunados. La buena noticia es que la vacuna RTS,S no tiene efectos secundarios graves, tampoco en el caso de los bebés.