Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Deportes

TENIS | COPA DAVIS

Almagro se pierde en la final

El tenista murciano cae a manos de Stepanek (6-3, 7-6, 3-6 y 6-3) en un mal partido en el que no fue capaz de manejar los nervios ni el ritmo del choque en la mayor parte del encuentro

Almagro devuelve una bola

/ ENVIADO ESPECIAL A PRAGA 18/11/2012 - 20:10 CET

Este quinto partido de la final de la Davis era sin duda un choque para afrontar con nervios de hierro y un plan eficaz. Nicolás Almagro sin embargo no encontró en ningún momento el camino que debía seguir para ganar el partido. El partido comenzó titubeante, las raquetas pesaban quintales y parecía que ninguno estaba por la opción de ganar.

Los cuatro primeros juegos llevaron a los contendientes más de veinte minutos y se dirimieron en eternos 'deuces'. Almagro, fiel a su idea de tenis se limitó a pegar, con evidente peor resultado que el viernes. Stepanek en cambio manejaba el partido con un sinfín de recursos; aproximación y volea, bolas altas, incluso hubo momentos en los que se sintió cómodo en el peloteo.

El ir a remolque en al saque causó al murciano una fatiga mental que le costó caro en el juego definitivo, cuando con 5-4 cedió su servicio y entregó el set al jugador local. Caminar por detrás en el marcador minó la moral del murciano, que jamás encontró un plan para ir a por el partido más allá de dar sartenazos desde dos metros detrás de la línea de fondo.

Las dudas del español las veía todo el pabellón, que llevó a su jugador en volandas en todos y cada uno de los momentos apurados del enfrentamiento. Todos los puntos que pudieron ser de inflexión cayeron en manos de Radek, que volvió loco a Almagro con el mero hecho de ponerle pelotas profundas.

El árbol checo estaba madurando y los frutos estuvieron a punto de llegar cuando Nico salvó cuatro bolas de set con 5-4 y 6-5. Aún así peleó hasta el tie break, donde se vio el estado anímico de cada jugador. En blanco, 7-0, España dejaba así a su rival a una sola manga de la ensaladera.

Mejoría tras el paso por vestuarios

Con la soga al cuello Corretja decidió llevarse los tres minutos de rigor a Nico para reordenar sus ideas. El número dos de España salió más fogoso y con una idea mucho más ofensiva; lo primero que hizo fue perder sendos puntos en la red, algo inédito. Pero la idea era buena y funcionó. Presionar y pisar línea de fondo cansó a Stepanek, que tenía menos tiempo para devolver y aún menos para subir.

Almagro logró por primera vez en el partido dejar a Stepanek sin argumentos, el checo por fin daba síntomas de cansancio y lo brotes verdes se dejaban ver por el palco español. 6-3 y al cuarto set, aunque sin margen de error alguno.

Sin embargo el español cayo en la trampa, esa relajación tan habitual en el tenista cuando gana un set. Radek le rompió el saque en su primera opción y tomó una ventaja que acabaría siendo insalvable. Volvió el murciano a su errático plan del inicio del partido, intentar ganar el choque tirando sólo 'passings', una labor imposible.

Steps acabó creciéndose, logrando voleas mágicas mientras rodaba por el suelo y recuperando sus burlescos y provocadores gestos. El número dos checo se hizo así, bajo la emotiva mirada de Ivan Lendl, con una victoria tan justa como rogada por su público tras 32 años de larga sequía. Almagro en cambio dejó escapar la oportunidad de su vida, solo el tenis sabe si tendrá otra.

Feliciano López, en 'El Larguero': "Respeto la decisión pero me siento dolido". 

Punto, SER y partido (15/09/2012).