Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

HAY ALTERNATIVAS A LOS RECORTES

Economistas críticos: "Los bancos prestaron por encima de sus posibilidades"

Expertos de la Economía Crítica de España, Italia, Grecia y Portugal presentan un manifiesto en Madrid frente a la fractura y la desigualdad europeas

Profesores de Economía de los países de la llamada periferia europea, los que más que están sufriendo las políticas de recortes, proponen en Madrid alternativas a la gestión actual de la crisis. En el marco del Encuentro Europeo 'Juventud, periferia económica europea y fractura social', piden revertir el ajuste en favor del crecimiento y el empleo y que los ciudadanos recuperen la capacidad de decisión sobre la orientación de la economía. Consideran "absurdo" y "falso" el argumento basado en que "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades", porque creen que fueron los bancos los que ofrecieron a la población más de lo que podían permitirse.

José Caldas, profesor del Centro de Estudios Sociales de la Universidad de Coimbra (Portugal), da la vuelta a la tortilla cuando se le pregunta por las causas de la crisis. "Hay dos maneras distintas de describir una crisis de sobrendeudamiento. Se puede decir que los ciudadanos gastamos por encima de nuestras posibilidades, pero hay que responder que eso es falso, porque el Estado portugués antes de la crisis no estaba endeudado en exceso. El 60% de las familias tenían y tienen deuda cero. La deuda es de los bancos y de las grandes corporaciones. Yo lo describiría así: los bancos prestaron por encima de sus posibilidades, porque prestar es su negocio, es el origen de su actividad".

En la misma línea, Euclides Tsakalotos, profesor de la Universidad de Atenas y diputado por Syriza, reconoce que "la deuda es un problema", pero "es sólo un síntoma de algo que subyace detrás". Y sentencia, "cuando uno se endeuda demasiado, es que alguien le ha prestado demasiado". El profesor de Economía de la Universidad de Siena Sergio Cesaratto, también presente en la exposición del manifiesto, lo explica con un ejemplo: "Yo me endeudo para comerme un pan que ya está producido. Quizás hay un exceso en la producción de pan".

Por parte de España, Ángel Martínez, catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid, asegura que "no se puede decir con fundamento que, en el caso de España, el origen de los problemas haya estado en el exceso de gasto público respecto al Producto Interior Bruto. Es una falsedad decir que, desde el punto de vista del Estado del Bienestar, estábamos viviendo por encima de nuestras posibilidades. Ni en términos absolutos, ni relativos se tiene en pie esa acusación".

Otra economía

Jorge Uxó, profesor de Economía de la Universidad de Castilla La Mancha, ha sido el encargado de detallar las alternativas que contiene el manifiesto. En él, se apuesta por una inversión de los objetivos de la política económica porque, advierte, ni la correción del déficit público, ni la competitividad ganada a costa de las condiciones de vida de la mayoría pueden ser sus metas centrales. Al contrario, debe enfocarse en la "creación de empleo decente y sostenible".

Además, los recortes "no han conseguido una reducción rápida y sustancial de los déficits públicos, pero sí un grave deterioro de la actividad económica y del empleo y de los servicios sociales". Recomienda que "los ciudadanos europeos recuperemos la capacidad de decisión efectiva sobre la orientación deseable de nuestras economías".

Los economistas críticos son conscientes de que "no es posible volver al mismo tipo de crecimiento anterior a la crisis. Entre los objetivos básicos que debe perseguir el nuevo modelo de crecimiento económico debe estar su sostenibilidad ecológica y social".

A su vez, piden una regulación pública estricta y transparente del sector financiero y solucionar los problemas de la economía real, como impulsar la modernización de la oferta productiva y promover un cambio sustancial de las especializaciones exportadoras.

"No se nos ocultan las dificultades a las que se enfrentan las propuestas que acabamos de formular, pero creemos que no son de carácter técnico, sino político", concluye el escrito.

¿Qué hacemos? Un manual con soluciones a los problemas actuales.