Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

ENTRE EL 11 DE MARZO Y EL 30 DE JUNIO

Sólo 52 hipotecados se benefician del código de buenas prácticas ante desahucios

De las 285 solicitudes de adhesión al código que ha tramitado la banca, 226 han sido rechazadas

Los bancos han recibido en los 4 primeros meses de vida del cógido de buenas prácticas sobre desahucios 568 solicitudes de hipotecados para acogerse a él. De ellas, se han tramitado ya 285, aunque sólo de forma favorable para el hipotecado en 52 casos: en 8 se ha producido la dación en pago y en 44 ocasiones la restructuración de la deuda.

El resto de solicitudes, 226 "han sido rechazadas por la entidad porque el deudor no cumplía las condiciones requeridas", explica una nota del Ministerio de Economía. En ella, se presentan los datos del primer informe de evaluación de la comisión de control del código de buenas prácticas entre el 11 de marzo y el 30 de junio.

Fuentes de Economía argumentan que el escaso número de facilidades dadas por la banca a los hipotecados con problemas se debe a que este examen se ha realizado en la fase inicial de la puesta en marcha del código, cuando no todos los bancos lo habían incorporado. Destacan que entre julio y septiembre los bancos han recibido otras 700 solicitudes de aplicación.

Una vez que el propio Gobierno reconoció que el código de buenas prácticas no había obtenido el éxito esperado, el Consejo de Ministros del pasado 15 de noviembre decretó una moratoria durante dos años de los desahucios para colectivos por debajo de un determinado umbral de ingresos (19.170 euros anuales, en la media de la remuneración salarial en España) cuya hipoteca les suponga más del 50% de los ingresos y que además se trate de personas especialmente vulnerables por sus circunstancias familiares. Todo ello siempre referido a la vivienda habitual.

El comunicado de Economía también destaca que la comisión de control se hace eco de los bajos datos de morosidad hipotecaria en España. Según el Banco de España, en el segundo trimestre de este año, la tasa de morosidad alcanzó el 3,38% cuando el negocio hipotecario representa el 40% del total del balance del sector financiero en España. "Es decir, el pago de la hipoteca es una obligación que se cumple de manera generalizada en España y lo que se trata es de dar respuesta a la problemática de los colectivos más afectados por la crisis", se señala en la nota.