Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Acebes, increpado por estafados por las preferentes al declarar como imputado

El exministro del Interior contradice a la auditora Deloitte que aseguró haberle informado sobre un problema cuya resolución era "fundamental" antes de cerrar las cuentas de Bankia

El exministro ha sido recibido con gritos de "Bankia, Acebes... devuelve lo que debes" por los estafados por las preferentes / M. Á. CAMPOS

El exministro del Interior Ángel Acebes (PP) ha declarado durante cerca de una hora ante el juez en la Audiencia Nacional en el marco de la causa en la que se investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia. El abogado del exministro ha asegurado que Acebes estaba en la entidad "de rondón". Cobró 163.000 euros por ocho meses de trabajo.

Ángel Acebes ha llegado minutos después de las 8:00 a bordo de un coche a las puertas de la Audiencia Nacional, donde una treintena de afectados por la supuesta estafa de las preferentes emitidas por algunas entidades integradas en Bankia le han recibido con gritos de "Bankia, Acebes... devuelve lo que debes".

Su declaración ante el juez comenzó pasadas las 9:00 y terminó cerca de las 10:00. Una decena de agentes de la Policía Nacional le ha protegido de los manifestantes mientras subía al vehículo que ha venido a esperarle a la puerta. Su abogado aseguró a la salida que la declaración había ido "bien" y que su defendido está en los juzgados "de rondón". Acebes no ha querido hacer declaraciones a los periodistas. Le ha dicho al juez que estaba "muy tranquilo" con su gestión.

Ángel Acebes ha declarado ante el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, que cuando el pasado 24 de abril dimitió como consejero y presidente de la Comisión de Auditoría de BFA, la matriz de Bankia, se marchó "muy tranquilo". Y que su dimisión nada tuvo que ver con la carta del Banco de España recibida la víspera, en la que se alertaba de la situación de la entidad, ni con el agujero de 3.000 millones que se revelaría tan solo unos días después. El exministro ha dicho que dimitió para incorporarse al consejo de Iberdrola.

Acebes ha negado la versión de la auditora Deloitte, que asegura que el 26 de octubre de 2011 ya le había informado que "antes de cerrar las cuentas" debía esperar a resolver una cuestión "fundamental" sobre las acciones de la entidad. Una información que la Comisión de Auditoría presidida por Acebes no trasladó al resto del consejo. Según el exministro, Deloitte nunca le dijo eso, sino que tan solo le comunicó que había algunos temas pendientes de análisis sin importancia que no suponían objeción alguna o reparo a las cuentas, por lo que las aprobaron sin esperar al informe de auditoría.

Días después llegó el informe del auditor, que corrigió al consejo y lo que en principio eran unos beneficios de 300 millones se transformó en unas pérdidas de 3.000, lo que provocó la debacle en la entidad y la salida de su presidente, Rodrigo Rato.

Ángel Acebes ha recalcado ante el juez que solo estuvo ocho meses en Bankia. Su abogado ha intentado destacar ese papel intrascendente al afirmar que Acebes estaba en la entidad "de rondón". Solo ocho meses en Bankia por los que se embolsó 163.000 euros.

La declaración de Francisco Pons

Por su parte, el expresidente de la Asociación Valenciana de Empresarios y exvicepresidente de BFA, más tarde, vicepresidente de Bankia, Francisco Pons Alcoy, ha declarado durante poco más de 20 minutos como imputado ante el juez.

Pons fue el que menos tiempo estuvo en el consejo, ya que entró sustituyendo a José Luis Olivas, que dimitió en noviembre de 2011. El expresidente de los empresarios valencianos participó en los dos consejos clave, en los que se aprobó la formulación y la reformulación de las cuentas, con un beneficio de 300 millones en la primera y unas pérdidas de 3.000 en la segunda.

Francisco Pons también ha dicho al juez que Deloitte mencionó la ausencia de algunos elementos de análisis pero que se trataban de escasa entidad y que la auditora nunca puso salvedades a las cuentas.

Asimismo, ha reconocido que tras la dimisión de Rodrigo Rato hubo momentos de tensión con el nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri, ya que cuando este les pidió que abandonasen en el cargo, exigieron que constara en acta que se debía a una petición personal del nuevo dirigente de la entidad.

A los 33 exconsejeros imputados, así como a Bankia y a BFA en calidad de personas jurídicas, se les atribuyen indiciariamente y de forma genérica los delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida.

El presidente de Bankia reclama una "solución global y estable" a los impagos hipotecarios.