Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Economía

La OCDE prevé que España irá a peor

La organización cree que en 2013 la economía retrocederá más que en 2012 y que el paro estará al filo del 27% en los dos próximos años. Además, pronostica que se incumplirán los objetivos de déficit

Los datos sobre España que incluyen las Perspectivas Económicas de noviembre de la OCDE presentan un panorama muy sombrío para nuestro país: más decrecimiento, más paro e incumplimiento de los objetivos de déficit. Parte de la responsabilidad la tienen, según esta institución (que agrupa a 34 de las principales economías del mundo), las políticas de ajuste y de recorte. Sin embargo, la OCDE sigue recomendando al Gobierno español seguir por esa vía.

En lo tocante al crecimiento, la OCDE cree que el PIB se contraerá este año un -1,3%, más todavía el año que viene (-1,4%) y deja la recuperación para 2014, con un crecimiento del PIB del 0,5%. Sin embargo, según la organización, el desempleo no dará tregua: la tasa de paro, que sitúa para este año en el 25%, estaría en el 26,9% en 2013 y en el 26,8% en 2014. Unos porcentajes que apuntan a que el número de parados rebasará la barrera de los 6 millones y permanecerá por encima de ella durante los próximos dos años.

En cuanto al déficit, todos los esfuerzos, recortes y ajustes no darán el resultado apetecido, según la OCDE, porque pronostica unos porcentajes muy alejados de los pactados con Bruselas. Cree la organización que el déficit alcanzará este año el 8,1% (frente al objetivo del 6,3%), en 2013 sería del 6,3% (cuando debería ser del 4,5%) y en 2014 seguirá en el 5,9% (muy lejos del 2,8% de la senda pactada con la Unión Europea).

Diagnóstico y cura contradictorios

Y es en este terreno en el que el diagnóstico que hace la OCDE y las recomendaciones que plantea entran en conflicto. Porque la organización atribuye el incumplimiento en materia de déficit a un crecimiento menor de lo esperado, debido a su vez -entre otras cosas- al "gran esfuerzo de consolidación fiscal" acometido por España. Pero a pesar de ello, y de desaconsejar en otros puntos de sus Perspectivas "la consolidación fiscal excesiva a corto plazo", en su análisis de España dice también que el plan de consolidación fiscal del Gobierno de Rajoy es "a la vez apropiado y necesario".

El documento no resuelve esta actitud ambivalente sobre la austeridad, alabando su intención a la vez que deplora sus efectos. Únicamente desaconseja tomar medidas adicionales, más allá de las ya dispuestas, si finalmente se incumplen los objetivos de déficit. "En este caso", dice el texto "se debe dejar operar a los estabilizadores automáticos", esto es, gastos como el de las prestaciones por desempleo, que aumentan en los momentos de crisis.

Oscuras perspectivas globales

Aunque las previsiones sobre España son singularmente negativas, el diagnóstico global de la OCDE no es menos intranquilizador. Dice la institución internacional que "no se puede descartar el riesgo de una nueva contracción fuerte" ante una situación económica cada vez más débil, propiciada por "el desplome de la confianza" y por "respuestas políticas insuficientes o ineficientes".

Entre los peligros más amenazantes que la OCDE ve en el horizonte están "la resistencia social" al calor del "desempleo creciente" y los riesgos para la unidad de la zona euro, "sometida a importantes presiones para su fragmentación".

Las previsiones de la OCDE revisan a la baja las perspectivas de crecimiento para las principales zonas económicas del mundo respecto a sus pronósticos de primavera. En el caso de la zona euro, se estima una caída de su PIB para este año del -0,4% y del -0,1% para el que viene. El crecimiento volvería en 2014, y sería del 1,3%.

Fernández Currás: ''La previsión de aquí a fin de ejercicio va en sintonía con los dos últimos meses''.