Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Internacional

INTERNACIONAL | PALESTINA ENTRA EN LA ONU COMO ESTADO OBSERVADOR

Los palestinos celebran en Gaza y Cisjornadia la admisión de Palestina en la ONU

Miles de palestinos salen a la calle para celebrar la admisión en la ONU

La plaza de Yaser Arafat, en el centro de Ramala, ha estallado en júbilo tras conocer los resultados de la votación en la Asamblea General de la ONU que ha aprobado la aceptación de Palestina como estado observador no miembro en el foro multinacional

Cientos de personas han seguido con atención en la plaza a través de una pantalla gigante el discurso del presidente Mahmud Abás, que ha pedido al mundo que "emita un certificado de nacimiento para el estado de Palestina". La animada muchedumbre ha aplaudido, gritado y se ha abrazado para celebrar lo que muchos consideran un pequeño paso en el largo camino hacia la independencia y el fin de la ocupación israelí.

Los asistentes aplaudían poco antes la intervención de Abás, al tiempo que ondeaban banderas palestinas, carteles con la foto del presidente y banderas amarillas del movimiento nacionalista Fatah, que este encabeza. Miles de palestinos han seguido el plenario en la ONU pegados a sus televisores en Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este. "Las cosas van a cambiar porque todo el mundo nos está reconociendo. Hasta ahora éramos una tierra ocupada y ahora por lo menos tenemos un estado aunque Israel siga haciendo lo que quiera con nosotros", ha declarado en Ramala Hanim El Hashra, empleada de un laboratorio de 32 años. "Todavía no es lo que queremos pero espero que sea un paso más para poder ser algún día libres e independientes", sentencia.

Mucho más escéptico se declara Adam, oficial de policía también presente en la atiborrada plaza, que asegura que "nada va a cambiar porque todos los grandes países están con Israel", aunque considera que, de todos modos, la iniciativa de esta noche es buena para los palestinos. "Pensábamos que cuando (Barak) Obama ganó las elecciones habría muchos cambios pero se ha demostrado que nada ha cambiado", dice. También tiene sus dudas sobre los beneficios del reconocimiento internacional Mayala, una mujer de 36 años en paro que siguió atenta el discurso con su hijo de 3 años sobre los hombros.

"No me gustan los políticos, trabajan para ellos mismos no para el pueblo", señala, aunque mostró su esperanza de que Abu Mazen (Mahmud Abás), que le gusta mucho menos de lo que le gustaba Arafat, "trabaje duro y consiga algo que sea bueno para la gente de la calle" como ella, que llevo mucho tiempo buscando trabajo infructuosamente. La enorme pantalla en la plaza no ha emitido la intervención que siguió a la de Abás, la del representante israelí en la ONU, Ron Prosor, que ha echado en cara al líder palestino que no controla la mitad del territorio que pretende sea considerado un estado.

Telegrama a José Manuel García Margallo. 

La tertulia de Hora 25: Las 22.00 (29/11/12).