Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

La revalorización de las pensiones costaría 3.800 millones, según el IPC de noviembre

La inflación interanual baja en noviembre 6 décimas y se sitúa en el 2,9%

La subida de los precios de noviembre respecto al año pasado, del 2,9%, supondría un gasto en enero de 1.900 millones y otros 1.900 millones a lo largo de 2013.

El IPC de noviembre es el que se utiliza cada año para ver cómo se ajustan las pensiones, para que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo por la subida de los precios, y el dato de este año es del 2,9%. Como las pensiones subieron a principios de 2012 un 1% si el Gobierno compensa ese 1,9% de diferencia tendría que dedicar unos 3.800 millones de euros. Éste es el coste si la actualización se hace como es costumbre; pero el Ejecutivo lleva semanas evitando decir qué hará finalmente.

Las pensiones se actualizan normalmente por dos vías, para que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo: con una paga compensatoria que se recibe a finales de enero, e incorporando a la nómina de las pensiones ese aumento de los precios a partir del año entrante (en este caso, 2013).

El coste de hacer eso, a partir del dato adelantado de inflación de noviembre, sería de esos 3.800 millones: 1.900 millones en la paga compensatoria, 1.900 millones a repartir en las nóminas de todo 2013.

Fuentes del Gobierno, parlamentarias y de los agentes sociales, coinciden en que la intención del Gobierno sería hacer esa revalorización completa, pero tienen que calcular si hay margen presupuestario suficiente y si la Unión Europea, que controla las cuentas, permite hacer ese gasto a la vez que exige austeridad y recortes.

El Gobierno podría aprovechar el dato de este viernes para despejar definitivamente la incógnita. Por ser una decisión de fuerte calado social y político, se espera que el tema ocupe buena parte del Consejo de Ministros.

Si el Gobierno no pudiese o quisiese hacer la revalorización completa podría recurrir a otras fórmulas parciales, que podrían pasar desde dar sólo la paga compensatoria hasta servirse de un dato de IPC diferente para rebajar la factura.

Fondo de Reserva

Sobre la mesa del Consejo de Ministros también está la posibilidad de recurrir de nuevo al Fondo de Reserva, la hucha de las pensiones, para hacer frente a los abultados compromisos de gasto que tiene la Seguridad Social en los próximas semanas.

El Gobierno ya recurrió este año al Fondo por la cantidad máxima anual permitida (algo más de 3.000 millones), así que si quisiese tirar de nuevo a la hucha de las pensiones, tendría que cambiar la ley.

Los agentes sociales y los grupos de la oposición no están en contra de la adopción de esa medida, pero exigen al Gobierno que la expliquen en los foros adecuados: la comisión parlamentaria que analiza los asuntos de pensiones y la Comisión de Seguimiento del Fondo de Reserva, integrada por representantes del Gobierno, de los empresarios y de los sindicatos.

El Fondo de Reserva está dotado actualmente con 66.000 millones de euros. La Seguridad Social tiene que hacer frente a pagos en las próximas semanas de unos 22.500 millones sólo para hacer frente a los gastos en pensiones contributivas. Evidentemente, no todo ese dinero habría de salir del Fondo; las necesidades de la caja y la liquidez disponiblemarcarán la cantidad que eventualmente podría retirarse.