Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Gastro

Vinos con estrella

Los vinos también son víctimas de los movimientos astrales que determinan el ritmo, el desarrollo de su atmósfera, sus bases vegetativas. En este fin de otoño han brillado las estrellas Michelin, iluminando el panorama gastronómico nacional, pero para el resto de los mortales, el verdadero fiestón son las fechas navideñas. En el Cristianismo, Jesús representa la luz en uno de los días más oscuros del año: el 24 de diciembre. Las cepas se representaban en las tumbas faraónicas como imagen del renacimiento. La viña nace y muere cada año, y su cliclo y su consumo están marcados por el calendario de las festividades religiosas. Tanto el primero como el último milagro de Jesús tenían que ver con el vino. De las Bodas de Canaan debemos imitar el buen hacer del anfitrión: después de haberse acabado todos los caldos, sirve el que pasó de agua a vino. Los invitados están de acuerdo en que el último es el mejor y elogian la casa por haber dejado el mejor mosto para el final... Y es que son muchos los que descuidan la parte final de las comidas; sobre todo, el maridaje de los postres. Y es tan fácil como aquella frase de los presocráticos: “Lo semejante ama a lo semejante”. Lo dulce requiere un dulce y no tiene que ser una mala bebida. Podemos empezar con estos dulces naturales con azúcar residual, con los Pedro Ximénez, con los moscatos o con los cavas dulces. ¿No os habéis fijado que en las bodas ya nadie puede acabarse la copa de brut nature? Pues no es solo porque están hartos. ¡Es porque no pega con la torta! Algo que podría convertirse en una regla de oro en las cenas de Navidad: no dejéis los malos vinos para el final. Pensad en el trago del franciscano que, según esta costumbre, lo más exquisito es dejarse un poco de vino para el final y lograr así el mejor post-gusto. Empezad bien y acabad mejor, seáis católicos o no. ¡Y sobre todo si se trata del fin de año! ¿Empezamos con un cava gran reserva y acabamos dando la bienvenida al nuevo año con un dulce? ¡Con los turrones irá genial! ¡Felices fiestas!   * Imagen: Getty.