Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Angela Merkel reelegida como líder de la CDU por aplastante mayoría

Logra un 97,94% de los votos, su mejor resultado hasta el momento en la que es ya su séptima elección como número uno del partido

Angela Merkel reelegida como líder de la CDU por aplastante mayoría. / REUTERS/Kai Pfaffenbach

Ángela Merkel ha sido reelegida esta tarde en Hannover (Baja Sajonia) como presidenta de la CDU con un resultado récord. Ha logrado 97,94% de los votos emitidos por los delegados de su partido, una cifra que le sirve para confirmarse como líder indiscutible de la formación cristiano-demócrata alemana.

Con este resultado firma su mejor actuación en la que es ya su séptima elección como número uno de la Unión Demócrata Cristiana. "Estoy anonada y aturdida", declaró la canciller tras conocer los resultados de la votación. Las cifras han sido categóricas: 903 delegados votaron por ella, 19 en contra y 9 se abstuvieron.

A pesar de los números de ensueño, Merkel no ha logra hacer historia dentro de su partido, pues se queda a unas décimas del récord establecido por Helmut Kohl en el año 1975 cuando el cristiano-demócrata logró el 99,3% de los apoyos entre las filas del partido conservador. También Konrad Adenauer logró en 1960 un apoyo superior al conseguido hoy por Merkel, fue de un 99,1%

En su discurso, la canciller germana ha señalado el éxito del Gobierno Federal y el gran número de retos que se presentan para Alemania en un "tiempo de turbulencias". Además ha escuchado por voz del primer ministro de Baja Sajonia, David McAllister, que ella y su Ejecutivo son la razón por la que a Alemania le va bien a pesar de la crisis de deuda que afecta a Europa.

Ángela Merkel continúa gozando de gran popularidad en el país y los sondeos también colocan a su partido como la formación que aúna mayor intención de voto. No obstante las encuestas castigan a sus socios liberales que no logran alcanzar el 5% necesario para obtener representación parlamentaria, lo que obligaría a la canciller a pensar en coaliciones alternativas.