Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Interior vigila los movimientos sísmicos en Jaén

El último movimiento sísmico, de 3,3 grados de magnitud, ha tenido el epicentro en la localidad de Sabiote este domingo

El departamento que dirige Jorge Fernández Díaz, ha enviado una comunicación de prensa en la que informa que a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias y de acuerdo con los datos e informaciones que viene facilitando el Instituto Geológico Nacional (IGN), esta realizando el seguimiento permanente de los movimientos sísmicos que se han producido en la provincia de Jaén a lo largo de la semana y, con especial intensidad, durante este fin de semana.

Según la información de que dispone Interior, este sábado, 15 de diciembre, se produjeron un total de 11 movimientos sísmicos, de los que dos han sido sentidos levemente por la población.

El primer movimiento ocurrió a las 17:00 horas, con epicentro al sureste de la localidad de Sabiote (Jaén), magnitud de 3.3 y una profundidad de 2 km. Ha sido sentido con intensidad III en Sabiote, Torreperogil y Úbeda y, más débilmente, en las localidades de Navas de San Juan y Linares.

El segundo, de magnitud 3.5 y profundidad de 3 km, tuvo lugar a las 19:59 horas, con epicentro al suroeste de la localidad jienense de Torreperogil. Ha sido sentido con intensidad V en Torreperogil, IV en Úbeda y III en Sabiote.

Los otros 9 movimientos sísmicos, producidos el pasado sábado, no han sido sentidos por la población, ya que han tenido magnitudes entre 1.5 y 2.4 y profundidades entre 0 y 4 km.

En la madrugada de este domingo, a las 05:09 horas, ha tenido lugar un nuevo movimiento, de magnitud 3,3 y profundidad superficial, con epicentro en el suroeste de Sabiote. Ha sido sentido con intensidad III en Úbeda y, más levemente, en Torreperogil y Sabiote. Además, a lo largo de la noche, se han producido otros 9 movimientos sísmicos, de baja intensidad, que no han sido sentidos por la población.

En principio, no hay noticias de que ninguno de estos movimientos sísmicos haya provocado daños personales ni materiales.

Medidas de prevención ante el riesgo de terremotos

El Ministerio de Interior ha elaborado una serie de recomendaciones en caso de terremotos. Si vive en una zona de riesgo de sufrir un terremoto, conviene adoptar una serie de medidas preventivas, tales como:

En relación con la estructura del edificio

• Revisar, controlar y reforzar el estado de aquellas partes de las edificaciones que primero se pueden desprender, como chimeneas, aleros o balcones.

• Revisar, asimismo, aquellas instalaciones que pueden romperse: tendido eléctrico, conducciones de agua, gas y saneamientos.

En relación con el interior de la vivienda

• Extremar las precauciones en cuanto a la colocación y sujeción de algunos objetos que pueden caerse, en especial los pesados y los que pueden romperse como lámparas, espejos, botellas, etc.

• Tener un especial cuidado con la ubicación de los productos tóxicos o inflamables, a fin de evitar que se produzcan fugas o derrames.

Si se produce un terremoto de una cierta intensidad, intente concentrar la atención en evitar riesgos y tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

Si está en el interior de un edificio, es importante

• Buscar refugio debajo de los dinteles de las puertas o de algún mueble sólido, como mesas o escritorios, o bien, junto a un pilar o pared maestra.

• Mantenerse alejado de ventanas, cristaleras, vitrinas, tabiques y objetos que pueden caerse y llegar a golpearle.

• No utilizar el ascensor, ya que los efectos del terremoto podrían provocar su desplome o quedar atrapado en su interior.

• Utilizar linternas para el alumbrado y evitar el uso de velas, cerillas, o cualquier tipo de llama durante o inmediatamente después del temblor, que puedan provocar una explosión o incendio.

Si la sacudida le sorprende en el exterior, es conveniente

• Ir hacia un área abierta, alejándose de los edificios dañados. después de un gran terremoto, siguen otros más pequeños denominados réplicas que pueden ser lo suficientemente fuertes como para causar destrozos adicionales.

• Procurar no acercarse ni penetrar en edificios dañados. El peligro mayor por caída de escombros, revestimientos, cristales, etc., está en la vertical de las fachadas.

• Si se está circulando en coche, es aconsejable permanecer dentro del vehículo, así como tener la precaución de alejarse de puentes, postes eléctricos, edificios degradados o zonas de desprendimientos.

Emilio Carreño: "Ha habido dos terremotos, el primero de 7,3 y el segundo de 6,2".