Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

cerrar

El Tesoro cierra el año con un remanente de 11.000 millones para 2013

El Estado ha captado 97.057 millones de euros en deuda a medio y largo plazo, lo que supone el 113% de lo presupuestado para 2012

El Tesoro Público cierra el año con un remanente de 11.165 millones de euros que servirán para hacer frente a los vencimientos de deuda de los próximos meses. En el conjunto de 2012, a través de las subastas de deuda que tienen lugar periódicamente (este martes, la última del año), el Estado ha captado 97.057 millones de euros en deuda a medio y largo plazo dentro del programa de financiación regular, lo que representa el 113% de lo presupuestado para este año.

El Tesoro culmina un año favorable en lo que se refiere a necesidades de financiación. De hecho, ha adjudicado más deuda de la que tenía prevista, que ahora incluirá en la caja destinada a 2013.

También la demanda de los inversores ha demostrado ser potente en la mayoría de emisiones, que ha solido duplicar y hasta triplicar el montante adjudicado. En cuanto al precio, al interés que tiene que pagar el Estado a cambio de colocar deuda, ha tenido sus altibajos a lo largo del año, coincidiendo con los momentos de tranquilidad y turbulencias en los mercados.

De este modo, los intereses más elevados del año se comprometieron en los meses de junio y julio para la deuda a corto plazo, a los que suma el mes de agosto en el caso de la deuda a 10 años, cuando el tipo marginal llegó hasta el 6,71%. El verano pasado fue una época de tensión en el mercado secundario de deuda. La prima de riesgo alcanzó su máximo histórico el 24 de julio, al registrar al cierre de las bolsas 638 puntos básicos, según Infobolsa. A su vez, el mismo día, el interés del bono a 10 años ascendió al 7,62%.

Al contrario, los intereses más bajos se lograron en febrero y marzo. A partir de septiembre volvían a descender, coincidiendo con el anuncio a comienzos de ese mes del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, de actuar comprando deuda a corto plazo en el mercado secundario de los países con problemas, supeditado a que esos países pidieran formalmente ayuda a sus socios de la zona euro.

El Tesoro calcula que el coste medio de emisión al 30 de noviembre pasado es del 3,42%, casi medio punto por debajo del correspondiente a diciembre de 2011 (3,9%).