Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

CASO BANKIA

Una exconsejera apunta a la existencia de una operación para reformular las cuentas que provocó la debacle en la entidad

Araceli Mora sostiene que la auditora retrasó el informe de las cuentas porque había "negociaciones" al respecto

La exconsejera y exvocal de la Comisión de Auditoría de Bankia, Araceli Mora, ha realizado este martes una exposición prolija en detalles de las semanas que transcurrieron entre marzo y mayo de 2012. El periodo en el que se pasó de formular unas cuentas con 300 millones de beneficios y presumir de una entidad solvente, a reformular las cuentas y arrojar unas pérdidas de 3.000. Araceli Mora, consejera independiente y catedrática de Economía Financiera y Contabilidad en la Universidad de Valencia, ha apuntado que en aquellas semanas se urdió una operación llevada a cabo por altas instancias para provocar la reformulación de las cuentas, lo que causó la dimisión de Rodrigo Rato, la entrada de una nueva dirección y la nacionalización de Bankia, cuyo valor acabó desplomándose en el parqué.

Araceli Mora ha asegurado en su declaración como imputada ante el juez Andreu que estaba en contacto con la auditora Deloitte y jamás le puso problemas o salvedades con las cuentas de 2011 o las provisiones necesarias para el año siguiente sobre los activos tóxicos de Bankia. Por ello aprobaron las cuentas el pasado 28 de marzo que Mora encontró "coherentes".

La exconsejera ha declarado que durante la primera quincena del mes de abril no sucedió nada que hiciera saltar las alarmas, ya que incluso el 18 del mismo mes recibió un mensaje del presidente, Rodrigo Rato, comunicándole que el plan de recapitalización de Bankia había sido aprobado, y Deloitte ni siquiera presentó una carta de recomendaciones aconsejando modificaciones.

Araceli Mora ha narrado que días después comenzó a intranquilizarse ante la falta de respuesta del auditor. La fluida comunicación que habían mantenido hasta esos momentos se interrumpió. La exconsejera ha asegurado que Deloitte no contestó a sus llamadas y que solo logró una respuesta a un correo electrónico enviado el 27 de abril, en el que el auditor le contestó que no se preocupase porque hablarían "después del puente". Durante los días siguientes, ha recordado la exconsejera, se publicó el informe del Fondo Monetario Internacional sobre la debilidad del sistema financiero español y se enteró "por la prensa" de que se habían presentado las cuentas de Bankia sin informe de auditoría. Araceli Mora sostiene que entonces, el día 3 de mayo, llamó al auditor pidiéndole explicaciones sobre el informe quien le contestó "tú sabrás, estáis de negociaciones".

El 7 de mayo dimitió Rodrigo Rato, y Mora siguió sin obtener las aclaraciones correspondientes. En su última conversación con el auditor, este le dijo, según ha declarado, que solo hablaría cuando "le convocasen formalmente". La exconsejera ha dicho que dimitió la mañana del 25 de mayo, horas antes del consejo en el que se aprobó la reformulación de las cuentas que reflejaban unas pérdidas por 3.000 millones y la entrada de la nueva dirección presidida por José Ignacio Goirigolzarri porque estaba "en contra" de esas nuevas cuentas y no iba a aprobarlas en el consejo.

Al ser preguntada ante el juez respecto a si esa reformulación contable era necesaria tras la publicación de los dos reales decretos del Gobierno sobre los criterios de saneamiento de las entidades financieras, Araceli Mora ha sido rotunda. Ha dicho que "no se podían aplicar retroactivamente" tal y como se hizo, cargando al balance de 2011 todas las provisiones que en principio estaba previsto aplicar en dos anualidades, lo que sacó a relucir el desfase contable.

También han declarado ante el juez Andreu los exconsejeros Juan Llopart, Javier López Madrid, y el exdirigente de Izquierda Unida José Antonio Moral Santín, quien ha asegurado que Goirigolzarri propuso reformular las cuentas porque tenía el "compromiso firme" del ministro de Economía, Luis de Guindos, y del Banco de España de llevar a cabo "una recapitalización inmediata" de la entidad y "cubrir las pérdidas con aportaciones de capital". Para ello, se empeñó en llevar las pérdidas de la entidad al balance de 2011. Sin embargo, esas aportaciones de capital "inmediatas" no se produjeron, y eso se tradujo en una caída en el precio de las acciones y en los depósitos de Bankia.

Los cuatro exconsejeros de Bankia que han declarado hoy ganaron un total de 767.000 euros en 2011 según datos oficiales de la entidad bancaria. Moral Santín ingresó 278.000 euros; Juan Llopart 195.000; Javier López Madrid 169.000; y Araceli Mora 125.000 euros.