Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Nadie era responsable en Bankia

La mayoría de los 33 exconsejeros han alegado desconocimiento pero solo por estar y firmar, aun sin saber, cobraron 12.6 millones en 2011

Ya han declarado los 33 consejeros imputados. Ahora quedan las declaraciones como testigos, entre otros, del auditor Francisco Celma y del presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

Si algo ha quedado claro en el mes y medio de comparecencias de los 33 exconsejeros imputados en el caso Bankia ante el juez Andreu es que nadie ha asumido responsabilidad alguna. Del primero al último han culpado del agujero de 3.000 millones que provocó el hundimiento de la entidad al auditor, al Banco de España, a la situación económica mundial, a Zapatero, Rajoy o hasta al maestro armero.

Pero ellos, ninguna culpa. Tal vez por desconocimiento. Porque la mayoría han admitido que les faltaba preparación financiera, que eran nombrados por los partidos políticos sin más criterio que el de que "había que repartirse los cargos", o que estaban allí para firmar lo que les pedían. Como dijo Arturo Fernández, "Para qué mirar las cuentas, si el auditor decía que estaban bien".

Y solo por estar y firmar, aun sin saber, cobraron de media en 2011 casi 400.000 euros cada uno. La nómina de los 33 exconsejeros de Bankia ascendió a 12.6 millones de euros.

La mayoría también ha asegurado que todo estaba bien hasta la intervención de la entidad, pero las propias actas del sumario demuestran que las alarmas saltaron meses antes. Y así lo han admitido el exconsejero delegado, Francisco Verdú, quien reconoció graves problemas financieros desde el principio y el expresidente Rodrigo Rato.

La exconsejera con mayor formación, Araceli Mora, insinuó un complot desde el Gobierno Rajoy para derribar a Rato. El exvicepresidente del Gobierno lo vino a confirmar ante el juez. Cargó la mayor parte de culpa contra Mariano Rajoy y Luis De Guindos, que le presionaron hasta que no le quedó más salida que la dimisión, según Rato.

Todos siguen imputados por supuestos delitos de falsedad documental, administración desleal o fraudulenta, apropiación indebida y maquinación para alterar el precio de las cosas. Los 33 de Bankia han quedado en libertad sin medidas cautelares.

Ahora quedan las declaraciones como testigos, entre otros, del auditor Francisco Celma y del presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.