Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

cerrar
cerrar

Vuelve a España parte de la producción de juguetes que se había llevado a China

Se recupera la fabricación de tiradas cortas para ahorrar en transporte

EL CORREO DE ANDALUCÍA

El sector juguetero español fue uno de los pioneros de la deslocalización. Desvió a China una parte importante de su producción, manteniendo aquí el ensamblaje y procesos finales de la fabricación. Pero se está relocalizando una parte de la producción, especialmente en tiradas cortas, en que el coste del transporte es clave.

José Antonio Pastor, presidente de la patronal juguetera española, AEFJ, explica que la vuelta a casa de una parte de la producción del sector se explica por el relativo aumento de los costes en China, por la revalorización del yuan, la subida de costes laborales y, hasta cierto punto, de la materia prima.

Estos factores siguen siendo más baratos que en España, pero el coste del transporte, también al alza en los últimos años, se está convirtiendo en un componente clave. "Puede haber una ventaja en un suministro más cercano, para que se puedan realizar pedidos graduales, en función de la demanda, y no tener que realizar grandes importaciones, a principios de año, para minimizar el coste unitario del transporte, y tener que mantenerlas almacenadas durante largas temporadas hasta que se van colocando, poco a poco, en el mercado".

Aun así, se trata de un fenómeno incipiente. Según Pastor, del 67% de fabricación que los jugueteros españoles trasladaron a China, habría retornado apenas un 3%.

Las ventas caen hasta un 20% respecto a 2011

Todo esto en una coyuntura muy débil para el sector. La pérdida de ventas de los últimos años se ha visto agudizada en 2012. José de la Gándara, director general de Famosa, reconoce que las ventas habían caído, hasta octubre, entre un 15 y un 20% respecto al mismo período de 2011, "por primera vez el sector ha sufrido la crisis con doble dígito", y adelanta que en las primeras semanas de la actual campaña navideña, desde mediados de octubre, "están arrojando también caídas en torno al 15-20%".

Su apuesta es que las compras se decanten este año por la adquisición de menos unidades, pero de más calidad y más caras. Desde el lado de los clientes, Rubén Sánchez, de FACUA, recomienda, para ahorrar, comprar marcas menos conocidas o productos de temporadas anteriores.