¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Condenado por violación un hombre que tuvo relaciones sin protección con una prostituta

El Tribunal Supremo considera "procedente" la condena porque "un precio alto no autoriza a violar"

La sala de lo penal del Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Audiencia de Madrid que condenó a un hombre a ocho años de prisión por haber violado a una prostituta de la Casa de Campo. El joven se negó a usar el preservativo que le facilitó la meretriz y gracias a "procedimientos intimidatorios" consiguió mantener relaciones sexuales con ella.

Fue su peor noche en la casa de campo de Madrid. Un cliente contrató sus servicios por 120 euros y subió a su coche pero se la llevó al Monte del Pardo para mantener allí relaciones sexuales. Ella estaba nerviosa pero él la tranquilizó porque su cuñado "era policía" y no tenía nada de lo que preocuparse. Se desnudaron y pasaron al asiento de atrás. Ella le puso el preservativo y él la penetró pero enseguida se lo quitó. La meretriz le pidió que se lo pusiera pero el cliente se negó, le insultó, le agarró del pelo y puso un destornillador junto a ella hasta que llegó al clímax. Después le llevó de nuevo a la casa de campo donde ella cogió un taxi rumbo al centro de atención a la mujer Concepción Arenal para que le prestaran asistencia y ayuda.

La Audiencia de Madrid condenó al joven a ocho años de cárcel por un delito de violación y el Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia. Dice la sala de lo penal que la exhibición del destornillador fue suficiente para atemorizar a la prostituta y obligarla a practicar sexo sin su consentimiento porque era "harto sugerente a efectos intimidatorios". Los magistrados concluyen subrayando que pagar por los servicios sexuales de una profesional no es un cheque en blanco y que "un precio alto no autoriza a violar".

Cargando