Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

España

Aguirre no reconoce la justicia cubana y pide una "investigación internacional" sobre la muerte de Payá

Aguirre ha visitado a Carromero en la cárcel de Segovia acompañada por la vicesecretaria de Organización, Gador Ongil

Aguirre : "Estoy segura de que la justicia española concederá a Carromero el tercer grado". Esperanza Aguirre se ha entrevistado esta tarde con el dirigente de Nuevas Generaciones, Ángel Carromero condenado en Cuba a cuatro años de cárcel por homicidio involuntario. El coche que conducía tuvo un accidente en el que murieron los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero. A la salida de Centro penitenciario de Segovia, donde está interno, la dirigente del PP en Madrid ha admitido que "hemos tenido que aceptar la sentencia" para que Carromero pudiese volver a España. Además, se ha mostrado confiada en que la justicia española "le concederá el tercer grado porque reúne todos los requisitos". Aguirre ha denunciado el proceso que se ha seguido en Cuba para investigar el caso. "No han podido acceder a las pruebas ni a los testigos", ha denunciado.   / ATLAS

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado que no reconoce "justicia ninguna en la isla de Cuba", una "tiranía que este martes justo cumple 54 años de estar oprimiendo a todo un pueblo" y considera que lo que ha pasado el vicesecretario de Nuevas Generaciones del PP madrileño, Ángel Carromero, ha sido una "tortura".

Esperanza Aguirre se ha expresado así tras visitar a Carromero en la cárcel de Segovia donde cumplirá el resto de su condena y ha donde ha acudido acompañada por la vicesecretaria de Organización, Gádor Ongil.

Aguirre, tras asegurar que Carromero ha sido "condenado por la dictadura comunista cubana", ha recordado que la sentencia tuvo que ser aceptada para que el vicesecretario de Nuevas Generaciones pisara tierra española.

Aguirre ha pedido una "investigación internacional" sobre la muerte del opositor cubano Oswaldo Payá, fallecido en el accidente de tráfico ocurrido con el coche que conducía el dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero.

La presidenta del PP de Madrid ha explicado que Carromero no ha querido que transmitiera nada de lo hablado en su visita y sólo ha autorizado a decir que durante su estancia en la prisión cubana, hasta el 14 de noviembre, sólo podía salir de la celda una vez cada quince días, cuando al llegar a España los otros presos le han dicho que en el sistema incomunicado se les permite salir dos horas una vez al día.

Además de esta situación, Aguirre considera que todo lo que tuvo que sufrir Carromero en la cárcel cubana, donde estuvo sujeto a una vía, a su juicio, fue "una tortura".

Por otro lado, Esperanza Aguirre ha explicado que Ángel Carromero hará declaraciones cuando salga y "ordene su cabeza" porque lo está pasando muy mal y anímicamente está "muy tocado" y ha incidido en que su visita le ha servido para aportarle "apoyo".

Concesión del tercer grado

La expresidenta de la Comunidad de Madrid se ha referido al acceso al tercer grado de Carromero. En este sentido, considera que cumple todos los requisitos que establece el Estado de Derecho como que el interno tenga trabajo, que el delito sea no doloso o sea la primera vez que delinque.

En cualquier caso, Aguirre -quien ha dicho desconocer la visita de Carromero a Cuba, aunque otros miembros del PP sí tenían conocimiento de ello- ha vuelto a repetir que el vicesecretario de NN.GG. no es un delincuente y ha recordado que en España la imprudencia, en caso de que lo fuera, no llegaría a dos años de cárcel.

Carromero llegó a España el pasado 29 de diciembre procedente de La Habana. Fue condenado a cuatro años de cárcel en Cuba por el accidente de tráfico en el que fallecieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero. En España cumplirá el resto de su condena.

Por cuestiones burocráticas, la expresidenta de la Comunidad de Madrid no pudo acompañar a la madre del vicesecretario de Nuevas Generaciones en el encuentro con su hijo el pasado 29 de diciembre pero le hizo llegar una carta a través de la dirección de la prisión para trasladarle su apoyo y el de sus compañeros.

En la misiva, Aguirre aseguraba que su sufrimiento durante estos últimos meses le servirá para crecer y para "fortalecer su deseo de defender las libertades".

Asimismo, dejó escrito que Carromero sí tenía carné de conducir, que éste le fue retirado el 5 de octubre y que a pesar de haberse dado por buena la sentencia, un accidente doloso en España no es considerado delito. La presidenta del PP madrileño mostró su confianza en que el dirigente del PP recupere la libertad.