Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

El ministro del Interior llama la atención a Hacienda y Justicia por el robo de hachís en Huelva

Fernández Díaz ha criticado al juez por no haber ordenado antes la destrucción de la droga aprovechando el protocolo firmado en octubre y que permite agilizar la incineración de grandes alijos.

El ministro del Interior ha lamentado los fallos de seguridad en el robo de droga en las aduanas de Huelva la noche de las campanadas. En este caso, la seguridad del local correspondía al Ministerio de Hacienda.

El ministro de Interior Jorge Fernández Díaz ha reconocido un fallo de seguridad en la custodia de la droga sustraída en el servicio aduanero de Huelva y señala que no parece razonable que tal cantidad de droga estuviera almacenada sin la vigilancia y protección necesaria, una competencia que corresponde en este caso a la Agencia Tributaria. Fernández Díaz ha aportado más novedades sobre el robo de los casi 1000 kilos de hachís. Mantiene que el protocolo de destrucción de la droga no ha fallado porque el juez no había dado la orden para que se aplicara, si lo hubiera hecho, "no se hubiera producido en esas condiciones".

El ministro ha aprovechado su comparecencia sobre el balance de seguridad vial de 2012 para hacer un llamamiento a la importancia de que los jueces utilicen este instrumento que permite agilizar la destrucción de los estupefacientes. De hecho, dos terceras partes de lo almacenado en el Servicio Aduanero de Huelva ya ha sido incinerado mediante su aplicación.

Sobre la investigación abierta por parte de la policía judicial, Fernández Díaz asegura que está muy avanzada y trabajan con la hipótesis de que los autores del robo sean los mismos a los que se incautó el alijo.

Andalucía es la comunidad donde más estupefacientes se requisan y donde hay más almacenes, la incineradora construida en Cádiz ya está en funcionamiento, un crematorio que se suma al que ya hay en Asturias.

Relacionados

  • Fernández Díaz ha criticado al juez por no haber ordenado antes la destrucción de la droga aprovechando el protocolo firmado en octubre y que permite agilizar la incineración de grandes alijos.