Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Internacional

Escándalo en Alemania por la manipulación de datos para dar un trato preferente en trasplantes

En 37 de 182 pacientes a los que se realizó un trasplante se manipularon los datos, con diagnósticos mas negativos, para ser considerados casos urgentes

La Clínica Universitaria de Leipzig, en el este de Alemania, se ha sumado a las de Gotinga, Ratisbona y Múnich en el escándalo de manipulación de datos de pacientes para recibir un trato preferente en el trasplante de órganos.

En 37 de 182 pacientes a los que en los años 2010 y 2011 se realizó un trasplante de hígado se manipularon los datos, con diagnósticos mas negativos que la realidad, para ser considerados casos urgentes y escalar puestos en las listas de espera. Así lo reconoce el director médico del centro universitario, Wolfgang Fleig, en declaraciones que publica hoy en rotativo Süddeutsche Zeitung, en las que señala que esos pacientes recibieron un trato prioritario en la central de tramitación 'Eurotransplant'.

Fleig señala además que los dos médicos que dirigían la oficina de trasplantes de la Clínica Universitaria de Leipzig, así como el director del departamento de cirugía de trasplantes han sido suspendidos de sus cargos y que una investigación interna se encuentra en marcha. Añade que el caso salió a la luz ante el desmesurado incremento de los trasplantes de hígado en dicho centro médico, donde en 2007 se realizaron 46 operaciones de ese tipo, que aumentaron a 60 en 2008, 79 en 2009, 85 en 2010 y 97 en 2011.

Entre tanto la Clínica Universitaria de Leipzig ha reforzado los controles y supeditado la oficina de trasplantes a la dirección del centro, destaca el director médico del mismo. Anteriormente se confirmaron en la Clínica Universitaria de Gotinga más de 30 casos de manipulación de datos de pacientes para acelerar los trasplantes de órganos y más de 40 casos en la de Ratisbona, mientras en Múnich se encuentra abierta aun una investigación al conocerse al menos cuatro casos similares.

El escándalo en torno a la manipulación de datos de pacientes para darles prioridad en la recepción de órganos para trasplantes ha conducido en Alemania a un apreciable retroceso de los donantes ante esas prácticas de dudosa ética.