Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Internacional

Periodistas chinos se manifiestan contra la censura de su Gobierno

Han reivindicado que sus informaciones no sean reescritas ni censuradas por el Gobierno ante la sede del semanario chino Southern Weekly

Los periodistas se manifiestan frente a la sede del periódico semanal del sur de Guangzhou / REUTERS

Decenas de periodistas del semanario chino Southern Weekly se han manifestado este lunes contra la censura del Gobierno chino. Los trabajadores de esta publicación han denunciado que un editorial sobre una futura reforma política para el país fue censurado y reescrito. "Nos levantamos porque hemos sido empujados hasta el límite", ha dicho uno de los periodistas de forma anónima.

Decenas de periodistas se han manifestado este lunes ante la sede del semanario chino Southern Weekly contra la censura ejercida por el Gobierno del país asiático contra los medios de comunicación del país. Los presentes en el acto han denunciado que un editorial de la publicación que reclamaba una reforma política en la nación fue censurado y reescrito.

Un periodista de Southern Media Group, empresa dueña del diario, ha dicho en declaraciones a la cadena de televisión estadounidense CNN que varios de los periodistas del Southern Weekly se han unido a la protesta para expresar su malestar con la situación de la libertad de prensa en el gigante asiático.

"Nos levantamos porque hemos sido empujados hasta el límite", ha dicho este periodista, bajo condición de anonimato. Fotografías publicadas por el diario China Morning Post y circuladas en la red de microblogging más popular de China, Sina Weibo, muestran a decenas de personas frente a la sede del diario, algunas de las cuales llevan pancartas en favor de la libertad de expresión.

Amenazan con una huelga

Asimismo, algunos periodistas han amenazado con empezar una huelga que, en caso de ir adelante, sería la primera medida de protesta de este tipo en las últimas dos décadas.

La semana pasada, varios periodistas denunciaron que el jefe local de propaganda de la provincia de Guangzhou, donde se encuentra la sede del Southern Weekly, había modificado de forma drástica el editorial de Año Nuevo para introducir propaganda en favor del Partido Comunista de China (PCCh).

A través de una carta, los firmantes indicaron que los diarios están sujetos a censura oficial, pero que en este caso los cambios habían sido excesivos y habían tenido lugar después de que los editores firmaran la edición final acordada con el censor.