Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

España

El Tribunal Constitucional se rinde ante el "clientelismo" en el Poder Judicial

El pleno rechaza el recurso del PP contra la reforma del sistema de elección de cargos judiciales y señala que "el clientelismo existe o no con independencia de las mayorías exigidas"

Sede del Tribunal Constitucional / EFE

El pleno del Tribunal Constitucional ha desestimado el recurso del Partido Popular y ha avalado la reforma de la ley orgánica del Poder Judicial impulsada por el Gobierno del PSOE. Una reforma que reforzaba el sistema de mayorías para la elección de altos cargos judiciales por parte del Consejo General del Poder Judicial y que ahora quiere derogar el Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. El tribunal de garantías se rinde ante el "clientelismo", sostiene que es el legislador el que elige la mayoría necesaria para elegir a los cargos judiciales pero reconoce que una mayoría cualificada "refuerza la legitimidad de los nombramientos".

El pleno del Tribunal Constitucional ha rechazado el recurso del PP contra la reforma de la ley orgánica del Poder Judicial que llevó a cabo el Ministerio de Justicia, en la etapa de Juan Fernando López Aguilar. La reforma del PSOE imponía al Consejo General del Poder Judicial una mayoría cualificada de 3/5 para la elección de altos cargos judiciales, es decir, magistrados del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, así como, presidentes de Tribunales Superiores de Justicia. El resto de nombramientos seguían necesitando mayoría simple. Los populares señalaron que esta reforma incrementaría el clientelismo y el pleno del alto tribunal responde que "el clientelismo existe o no independientemente de las mayorías que en el seno de un órgano se exijan".

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Pablo Pérez Tremps, sostiene que la Constitución "no ha impuesto límite alguno al legislador a la hora de configurar el modo en que el Consejo del Poder Judicial adopta las decisiones relativas a la provisión de plazas, salvo el respeto a los principios de mérito y capacidad" y que ni el sistema de mayoría simple; ni el de mayoría cualificada "son contrarios a la Constitución", aunque los magistrados reconocen que "una mayoría cualificada refuerza la legitimidad de los nombramientos".

Esta decisión allana aún más el camino a Alberto Ruiz Gallardón. El actual Ministro de Justicia ya ha anunciado que la reforma que quiere llevar a cabo deroga este sistema de elección y vuelve a la necesidad de una mayoría simple para elegir a todos los cargos judiciales, excepto a los magistrados del Tribunal Constitucional que necesitarán mayoría cualificada.