Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Las tres activistas kurdas fueron "ejecutadas", según el ministro de Interior francés

Dos de ellas recibieron una bala en la cabeza otra presentaba heridas en el la cara y el vientre, según fuentes policiales

Unos 200 kurdos sujetan sujetan banderas del Partido de los Trabajadores del Jurdistán (PKK) durante una protesta frente al Centro de Información sobre el Kurdistán en París tras la muerte de tres activistas / EFE

/ CORRESPONSAL EN PARÍS 10/01/2013 - 09:06 CET

"Es un hecho totalmente grave, inaceptable, manifestó Valls desde el Centro de Información del Kurdistán, en la calle Lafayette de la capital francesa, donde se produjo el asesinato. Indicó que la investigación está ya en marcha al mando de la sección antiterrorista de la Fiscalía de París y a la Subdirección Antiterrorista de la Policía (SDAT).

Sólo una de las fallecidas trabajaba en París, Didan Dogan, de 32 años, era la representante en Francia del Congreso Nacional del Kurdistán. Las otras dos activistas estaban de visita en la capital francesa y una de ellas miembro fundador del Partido de los Trabajadores del Kurdistan, PKK, considerado una organización terrorista en Turquía y muchos países europeos.

El responsable de la Federación de Asociaciones Kurdas de París, Leon Edart, ha declarado a los medios que el asesinato de las tres militantes, en un momento en que Turquía negocia con Abdullah Öcalan, dirigente del PKK, encarcelado, constituye "una provocación". La misma versión ha sido difundida desde Ankara por el portavoz del brazo armado del PKK, Zübeyir Aydar, según difunde la web del semanario alemán Die Zeit. El partido gubernamental turco AKP indica que se trata de un "ajuste de cuentas en el seno del PKK".

Los medios turcos informaron esta semana que "los rebeldes del PKK" habrían llegado a un acuerdo con el Gobierno de Recep Tayip Erdogan para abandonar la lucha armada y entregar las armas. Como contrapartida la comunidad kurda en Turquía obtendría más derechos civiles y cientos de presos podrían salir de las cárceles.

Los rebeldes kurdos luchan por la independencia del Kurdistán

El incidente se produce una semana después de que Turquía confirmara que staba teniendo conversaciones con el líder encarcelado del PKK, Abdullah Ocalan, con el objetivo de ponerle fin a la lucha armada por una patria independiente kurda en el sureste de Turquía.

Desde hace tres décadas, el PKK lucha por la independencia de los 12 millones de kurdos que viven en Turquía. En 1984 inició la lucha armada para conseguir la independencia del Kurdistán y, desde entonces, unas 37.000 personas -en su mayoría kurdos- han muerto en un conflicto que también ha dejado decenas de miles de aldeas destruidas y cientos de miles de desplazados en el sudeste y el este de Turquía.

Las reivindicaciones independentistas del PKK fueron modificadas por las de una fuerte autonomía, una amnistía para los miles de presos y la posibilidad de participar en la vida política tras los años 90, los más duros de la confrontación. El grupo armado reanudó sus ataques en 2004 y, tras una nueva tregua unilateral en 2006, intensificó sus acciones violentas en los últimos años.

En la actualidad, el máximo responsable militar del PKK es Murat Karayilan, que tiene su base en los montes Kandil, en el Kurdistán iraquí.