Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Los jóvenes españoles que están en el extranjero no volverán hasta que pase la crisis

Los licenciados que se fueron en 2012 viven obsesionados con aprender el idioma para asentarse en el lugar en el que han encontrado prácticas o trabajo

CADENA SER / María es de Valencia, tiene 27 años y estudió Administración y Dirección de empresas. Hace dos años decidió buscar su suerte en Australia

Uno de los propósitos de los jóvenes españoles para el año 2013 es emigrar al extranjero para encontrar trabajo y aprender idiomas. Muchos licenciados, formados completamente en España, abandonarán el país en busca de un salario -sea alto o sea bajo-. "Siempre eres extranjero", "me fui para sentirme útil", "a veces es muy triste estar lejos" o "me fui de España obligada", son algunas de las frases que más repiten los licenciados españoles que 'huyeron' de su tierra para poder tener un trabajo digno.

Coco es de Santa Cruz de Tenerife, tiene 26 años y es licenciada en Filología francesa y en Publicidad y Relaciones Públicas. Hace cinco meses metió en una maleta ropa, libros y recuerdos, y se fue a vivir a China. Ahora reside en Cantón, al sur del gigante asiático. "Me fui de España obligada y cuando te das cuenta de que va para largo... es muy duro. El impacto cultural es tremendo", dice la tinerfeña afincada en China.

La tasa de paro juvenil alcanzó en el último trimestre de 2012 la friolera del 54,2% en España. Este dato se vuelve todavía más alarmante al compararlo con la tasa media de paro juvenil en la zona euro durante el mismo espacio de tiempo que fue de 23,3%. Esta es una de las principales razonas por las que miles de jóvenes hicieron las maletas y se trasladaron a países como Inglaterra, Alemania, Australia, Irlanda o Canadá.

Silvia es de Teruel, tiene 28 años y es arquitecto técnico y superior. "He olvidado que soy arquitecta... he olvidado el esfuerzo que supusieron las dos carreras". Silvia se fue a Londres para conseguir un perfil más internacional, ha mejorado el inglés y asegura haber vivido "una experiencia increíble". Sin embargo, según cuenta, "siempre eres extranjero y es muy difícil llegar a ser bilingüe".

Durante los primeros nueve meses del año 2012 emigraron al extranjero 54.912 españoles, un 21,6% más que en el mismo periodo temporal del año 2011, según el Instituto Nacional de Estadística. Desde el mes de enero del año 2011 han abandonado España un total de 927.890 personas.

Canadá y Australia

Ana María nació en Madrid hace 27 años, es licenciada en Administración y Direción de Empresas, Publicidad y Relaciones Públicas, y se ha especializado en diseño gráfico. Hace cuatro meses se fue de visita a Calgary, en Canadá, y decidió quedarse en el país norteamericano. "Quería un trabajo estable y lo conseguí aquí. Las ganas de volver siempre están latentes... aquí hace mucho frío", dice simulando tiritar. "Pero no regresaré hasta que no termine la crisis, es decir, dentro de unos diez años", explica algo dudosa.

Sus amigos, con cariño, los tildan de "exiliados"; por una parte les echan de menos y, por otra, sienten que deberían seguir su estela. María es valenciana, tiene 27 años y es licenciada en Administración y Dirección de Empresas. Hace dos años decidió salir de España para buscar trabajo y aprender inglés. El lugar elegido fue Melbourne. "Es duro estar lejos de tu gente y a veces tienes ganas de volver", comenta con nostalgia. "Es muy triste que tengamos que irnos fuera de nuestro hogar para trabajar", concluye.

A finales de noviembre del 2011, la secretaria de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, afirmó que los jóvenes españoles no se iban del país por la crisis, sino por "el impulso aventurero de la juventud". Estas declaraciones amargaron profundamente al conjunto de españoles que vive fuera del país. La plataforma Españoles en el Extranjeros con Dignidad contestó a Corral de forma tajante: "Salimos del país a trabajar y no a buscar aventuras".

Jorge es zaragozano, tiene 31 años y estudió Ingeniería Técnica Mecánica. Hace ocho años se fue de Erasmus a Irlanda y nunca regresó. "Ya en 2005 los trabajos para recién licenciados eran penosos. Cuando vine, no me lo pensé, vi que tendría un futuro mejor y unas condiciones laborales muy superiores a las de España". Jorge no piensa en volver, aunque echa mucho de menos el clima español.

Muchos eligen Alemania

Alemania es uno de los destinos favoritos para encontrar trabajo. En el año 2012 casi 50.000 españoles encontraron trabajo en el país germano, según los datos aportados por la Agencia Federal de Empleo. Además, este país concluyó el año con el nivel más bajo de paro en 20 años.

Carlos es de Castellón, tiene 28 años y es arquitecto. Hace un año decidió dejar a su familia y a sus amigos para probar suerte en Alemania. Ahora trabaja en Colonia. "A veces me pregunto qué es lo que estoy haciendo aquí. Pero la carrera que estudié no sirve para nada en España, como el aeropuerto de Castellón", comenta entre risas. "Lo más importante para mí era sentirme útil y en Alemania lo he conseguido. No quiero volver a casa porque cuando estoy allí me siento triste e impotente", concluye Carlos.

César vive y trabaja en Toulouse desde hace un año, es ingeniero superior en telecomunicaciones. José es diseñador gráfico y desde hace unos meses ocupa un puesto de recepcionista en un albergue juvenil en Berlín. Alba es periodista y está en Eastbourne, quiere aprender inglés para encontrar empleo en el sector turístico de Reino Unido. Dani es de Tudela y lleva en Irlanda desde el año 2006, estudió Ingeniería Técnica Informática de Sistemas... Todos están lejos y cumpliendo sus expectativas. Y aunque no les gusta el clima, las costumbres o la comida, ninguno piensa en volver a España hasta que pase el temporal.