Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Condenado un soldado que no se incorporó a filas por sufrir un atropello

La sala de lo militar del Tribunal Supremo recuerda que para incorporarse a la unidad fuera de plazo hace falta el permiso de los superiores

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de tres meses y un día de prisión a un soldado de origen colombiano destinado en el cuartel de Araca, en Vitoria, que no pudo reincorporarse en plazo a su unidad por un conjunto de imponderables que le sucedieron durante un viaje a su país. El representante de las fuerzas armadas españolas fue atropellado, su mujer sufrió un aborto y el hijo de la pareja estuvo ingresado por un problema respiratorio. Dos magistrados han votado en contra de esta condena y han firmado un voto particular.

Jefferson debía haber regresado desde Colombia al cuartel de Araca el 13 de abril de 2011, después de que sus superiores le ampliaran el plazo de permiso al conocer que había sido atropellado por un coche, fracturándole una costilla. Sin embargo, no llegó a España hasta el 27 de junio por culpa de un cúmulo de imprevistos. Al atropello se le sumó una bronquiolitis que mantuvo a su hijo ingresado en un hospital, corriendo el soldado con los gastos ocasionados y el aborto del segundo hijo que él y su mujer esperaban. Nada de esto convenció al tribunal militar que condenó a Jefferson a tres meses y un día de prisión por un delito de abandono de destino. Una sentencia que ahora confirma el Tribunal Supremo.

Dicen tres magistrados de la sala de lo militar que "para reincorporarse a la unidad con posterioridad a la fecha autorizada hay que obtener el correspondiente permiso de los superiores". Dos magistrados no le ven igual y suscriben un voto particular elaborado por José Luis Calvo. Este magistrado señala que la sala "debió haber apreciado la repercusión que un conjunto de hechos como los descritos tiene en la persona que los sufre" y que no hay que olvidar "la necesidad suya de permanecer allí con su familia y la muy razonable posibilidad de que en un determinado momento careciera de dinero para volver a España, ya que no cobró sueldo alguno durante el periodo de ausencia".