Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

cerrar

Argelia da por terminada la operación para rescatar a los rehenes retenidos por yihadistas

El secuestro fue planeado mucho antes de la intervención gala en Mali desde territorio Libio, según el ministro de Interior argelino

EFE / Imagen cedida por la petrolera British Petroleum (BP) el 16 de enero de 2013 que muestra la central de gas de Amenas, Argelia

El Ejército de Argelia puso fin a la operación para liberar a los trabajadores argelinos y decenas de extranjeros que un grupo salafista secuestró en unas instalaciones de gas, según la agencia estatal argelina, APS. Estas fuentes no han ofrecido detalles sobre la operación, llevada a cabo por unidades de operaciones especiales del Ejército argelino, ni en particular sobre posibles cifras de víctimas. Sí han precisado que han sido rescatados 600 argelinos y cuatro extranjeros

El ataque a la planta -explotada por la empresa estatal argelina Sonatrach, la británica BP y la noruega Statoil- y el secuestro fueron reivindicados por un grupo denominado 'Los que firman con sangre', de la denominada 'Brigada de los enmascarados', dirigida por el argelino Mojtar Belmojtar, quien en su momento se desvinculó del grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

El grupo de Belmojtar dijo que la acción es la respuesta al apoyo argelino a las tropas francesas que desde el pasado viernes combaten junto al Ejército maliense contra los grupos yihadistas que controlan las provincias septentrionales de Mali. Pero el ministro de Interior argelino, Daho Uld Kablia, ha asegurado que la operación fue planeada antes del conflicto de Mali en Libia.

"La organización terrorista que atacó la base petrolera en In Amenas provenía de Libia y la operación fue planeada y supervisada por el terrorista Mojtar Belmojtar desde territorio libio", ha asegurado el ministro al diario argelino 'Al Shuruk'.

Horas antes, un portavoz yihadista había declarado a la agencia mauritana ANI que 35 secuestrados y 15 captores murieron en un bombardeo del Ejército argelino contra la planta gasística cuando los secuestradores trataban de trasladar a un lugar más seguro a parte de los rehenes.

Sin embargo, el Gobierno de Argel no ha hecho comentarios sobre estos datos y no ha informado en ningún momento sobre eventuales víctimas, más allá del ciudadano argelino y el británico que murieron ayer durante el asalto a la planta de transformación de gas, en el que otras seis personas resultaron heridas.

El pasado diciembre, tanto Belmojtar como el máximo líder de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Abdelmalek Drukdal, alias Abu Musab Abuludud, amenazaron con lanzar ataques contra los países que participaran en una eventual intervención militar contra los grupos salafistas en el norte de Mali.

La agencia APS también informó de que 30 rehenes argelinos lograron escapar y fueron recogidos por helicópteros que sobrevolaban la zona. Según "fuentes sobre el terreno" que la agencia estatal argelina no identificó, "la mitad" de los rehenes extranjeros han sido liberados.

Tras el ataque, los asaltantes dijeron a través de la agencia privada mauritana ANI, su principal vía de comunicación, que mantenía cautivos y con vida a siete ciudadanos occidentales, tres belgas, dos estadounidenses, un japonés y un británico.

Sin embargo, el Gobierno de Argel no ha hecho comentarios sobre estos datos y no ha informado en ningún momento sobre eventuales víctimas, más allá del ciudadano argelino y el británico que murieron este miércoles durante el ataque a la planta de transformación de gas y otros seis heridos.

Los terroristas mantienen rehenes en una parte de las instalaciones de la planta de gas

El grupo armado que ha asaltado un complejo de tratamiento de gas en el sureste de Argelia, todavía mantiene a un número indeterminado de personas secuestradas en una parte de las instalaciones, aseguran fuentes oficiales a la agencia estatal APS. Fuentes de la provincia de Ilizi, donde se encuentra la planta de gas, dicen que aún hay secuestrados en la parte del complejo donde se ubican las instalaciones gasísticas, que continúan sitiadas por el Ejército.