Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Deportes

F.C. BARCELONA

La marcha de Víctor Valdés resucita el problema de la portería del Barcelona

La decisión de no renovar de Víctor Valdés conlleva un quebradero de cabeza para Vilanova y Zubizarreta: encontrar un hombre al que no le pese el larguero del Camp Nou

Víctor Valdés llegó al primer equipo del Barça en 2002 de la mano de Louis Van Gaal para solventar un grave problema que duraba casi un década, desde la marcha de Andoni Zubizarreta de Can Barça.

Víctor Valdés no seguirá en el Barcelona tras comunicar al club que no renovará su contrato que expira el 30 de junio de 2014. Valdés, portero titular del mejor conjunto de la última década se marchará a probar nuevas culturas y a conocer el fútbol lejos de Can Barça, lugar donde está desde que llegase a la Masía en 1995.

Clave en tres de las cuatro Champions que tiene el Barça, tal y como dijo su actual entrenador Tito Vilanova, la marcha de Valdés supone un gran problema para la dirección técnica del Club, que seguros de la renovación de Víctor, tendrán que buscar ahora un sustituto de garantías para el canterano.

La última vez que un gran portero se marchó del Barça fue en 1994, después de la perder la final de Atenas ante el Milan 4-0. Fue Zubizarreta, actual director deportivo del Club. Desde entonces, más de diez porteros han tenido la oportunidad de hacerse con la portería del Barcelona, pero ninguno dio el nivel exigido para permancer bajo los palos del Camp Nou.

Algunos porteros llegaron al Barça después de cuajar buenísimas temporadas en sus equipos, como Vitor Baía, héroe del Oporto, o Rustu, arquero de la sorprendente Turquía en el Mundial de 2002. El francés Dutruel también llegaba tras hacer un gran año en el Celta, pero dos temporadas después ya hacía las maletas para jugar en Vitoria con el Alavés. No podemos obviar a Bonano o Enke, ambos coetáneos y que acabaron fuera del Barça.

Tampoco triunfó Busquets, padre de Sergio, que con sus pantalones largos no consiguió convencer a la parroquia culé. Uno de los arqueros que más duró en el Barça fue el holandés Ruud Hesp, que llegó tras la lesión de Vitor Baía. Durante tres años y bajo las órdenes de Van Gaal fue el titular en el once catalán. La apuesta por la cantera tampoco fue buena, Arnau nunca convenció mientras que Reina, uno de los mejores arqueros de la Premier en la actualidad y tercer portero de España, no aguantó la presión que conllevaba la meta del Camp Nou.

"La portería del Barça es complicada en todos los sentidos y llevo muchos años", dijo Valdés semanas antes de anunciar su no renovación y algo de razón ha de tener si en los últimos veinte años él ha sido el único que ha conseguido, gracias a sus buenas actuaciones, estar durante casi una década fijo en el once culé. Ahora le toca a Zubizarreta y a Tito Vilanova encontrar un portero que cumpla con las exigencias del sistema del Barça y evitar así otro carrusel de porteros bajo la portería del Camp Nou.

Más deportes en Cadenaser.com | Fútbol | Baloncesto | Tenis | Fórmula 1