Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Internacional

Impulsos

Los dirigentes políticos están atrapados por el corto plazo y muy pocos se libran de la crítica a su gestión una vez superados los 100 días de gracia. Es el caso de François Hollande. Con su actuación bélica en Mali ha dado un nuevo impulso a su mandato al resolver algunas de las dudas que se habían asentado en Francia sobre su débil personalidad o, cuando menos, sobre su incapacidad para tomar decisiones. Enfundándose en el traje de Jefe de las Fuerzas Armadas, como señala François Fressoz en Le Monde, Hollande “ha ganado en estatura pero también en soledad”. La derecha apoya la intervención al tiempo que le reprocha que los aliados y los socios europeos hayan dejado sola a Francia. Para evitar que ese aislamiento se contagie a la política interna, continúa el analista, “no deberá temblarle la mano frente a la movilización contra el matrimonio homosexual" que los sectores conservadores, con la Iglesia católica a la cabeza, están consiguiendo amplificar en la calle. Cuando, no obstante, se inicia el mandato final, como en el caso de Barak Obama, es lógico pensar que, al mirarse en el espejo del baño o del armario, se pregunte cómo le acabarán recordando los libros de Historia. Así lo refleja en su último número The Economist que le fija tres retos a largo plazo al presidente estadounidense para conseguirlo: una economía saneada presupuestariamente; una China como aliado, en especial contra el cambio climático, y un mundo árabe estabilizado. La revista de la City le exige ponerse a trabajar ya: menos golf y más viajes a Zongnanhai, el complejo de edificios de Pekín donde se encuentra el politburó del Partido Comunista chino. Escucha aquí la crónica de Patiño en ‘Hora 25’